Léeme en otro idioma

miércoles, 21 de marzo de 2012

¿En qué andan?
No es la primera que este Blog trata el tema de las encuestas o de la guerra sucia de la dictadura contra la Unidad. 
La entrada del 3-5-11 se llamó Otra vez las encuestas, y la del 5-9-11 Guerra sucia.
En entradas más recientes -de marzo de 2012- como Paz (y también estrategia) y Palabras para Venezuela, se habló de la guerra sucia contra la Unidad, a partir del caso Cotiza. 
Sin embargo, las declaraciones de Chávez el día 19-3-11 -no presentó ningún elemento que las respaldara, en su característica irresponsabilidad de "echo la vaina y después veo cómo enderezo"- acerca de un posible atentado contra Capriles, pone la estrategia de guerra sucia de la dictadura contra la Unidad en su punto más alto, por lo sistemático y por lo que encierra. 
Esta nueva etapa de la guerra sucia puede tener dos motivos. Uno, que se puede llamar "hipótesis de campaña". Otro, que supone de parte del gobierno una acción más arriesgada, y se puede denominar "hipótesis dura".
La "hipótesis de campaña" a su vez, tiene dos componentes: uno "táctico" y otro "estratégico".
En general, la "hipótesis de campaña" plantea que la guerra sucia de la dictadura contra la Unidad busca establecer un punto favorable de arranque de campaña para el gobierno, y apela al tradicional expediente de cada elección, "No hay nada qué hacer, Chávez es invencible". Una suerte de Blitzkrieg con encuestas, cuyo fin es desmoralizar al participante de la Unidad o a quien quiera un cambio de gobierno.
Es recurrente algo como esto: el año antes de una elección importante, las encuestas muestran paridad entre la Unidad y la dictadura. Se llega al año electoral, y comienza una brecha a favor del gobierno, que normalmente en abril o mayo del año electoral llega a su punto máximo. Aparece el nerviosismo en el público de la Unidad, y un bajón en el ánimo. Lo que vivimos hoy  en marzo de 2012, recuerda el mismo clima de junio de 2010: "no hay nada que hacer, serán 45 diputados con suerte". Pudiera decir que lo mismo ocurrió en 2008 y 2007, "no hay nada que hacer" en fechas como septiembre de 2007 o a comienzos de noviembre de 2008.
No planteo que las encuestas estén trucadas -no lo pienso, y en entradas previas en el Blog argumento por qué- sino constatar una recurrencia. Las encuestas también son un "producto social", que interactúan con el contexto.
En reuniones políticas a las que asistí en 2011, comentaba a manera de broma, "Ya vas a ver que en abril del año que viene van a decir que la Unidad está en 20 y Chávez en 80", una exageración para ilustrar esta recurrencia que noté en 2009.
¿A nivel "táctico" qué busca esta guerra sucia? Tratar que el gobierno recupere la "fijación de la agenda" y ocultar temas que revelan incapacidad y corrupción: derrame en Guarapiche, caso del "magistrado" Aponte Aponte y los vínculos de la dictadura con grupos narcotraficantes -hoy se atacan, seguramente por presiones del "imperio" que en ese tema "no anda con pendejadas", y a los EUA la dictadura sí le tiene miedo- la violencia delincuencial que se les fue de las manos, las pugnas en el PSUV por "la sucesión" y el control del poder, entre tantos otros asuntos que nos recuerdan que tenemos un gobierno sumamente incapaz y corrupto (por ejemplo, apagones, escasez, desempleo, inflación, malos servicios, "guisos" con las cabillas, y un largo etcétera).
Desde que Chávez anunció su enfermedad en junio de 2011, su capacidad de "fijar la agenda" se redujo sensiblemente. Junto a esto, fue más visible la constancia de la Unidad, que evitó caer en el juego del gobierno y se concentró en desarrollar una estrategia política exitosa.
Chávez -a un costo que hoy paga- decidió poner a un lado el tratamiento para el cáncer y optó por tratamientos lights, con la idea de recuperar la agenda y no sentirse mortal.
El punto culminante fue diciembre de 2011 -otra recurrencia es que cada diciembre, la dictadura se las ingenia para que no nos olvidemos que está allí y Chávez es el "macho alfa" dueño de nuestras vidas y destinos- con una propaganda muy mala sobre la construcción de "150 mil viviendas", mentira que los propios "dignificados" pusieron al descubierto con sus protestas en enero de 2012.
Llegó febrero y con el "mes de la amistad", las primarias. Proceso exitoso -la gente de la Unidad siempre debe tener presente sus logros en el tiempo, es un buen antídoto contra los intentos de desmoralizar que hace la dictadura en su guerra sucia y psicológica- que colocó el debate político en otro nivel, y sorprendió al gobierno, en las rabietas que agarró Chávez hasta el anuncio de una "nueva lesión" el día 19-2-12. 
Nadie olvida -y ahora se trata de que olvidemos- la desesperación de Chávez y sus jerarcas que repetían "como locos": "majunche, majunche, majunche, majunche, majunche", compulsión que más que fortaleza, muestra inseguridad y debilidad.
Al mismo tiempo, el deterioro del gobierno se hizo más evidente: comenzó con las protestas de los "dignificados", pasó por la destrucción de Agroisleña y la salida de Loyo, y llegó a la pugna dentro del PSUV entre Cabello y Briceño, luego que el primero "renaciera" del "ostracismo" en donde estaba desde que el pueblo mirandino lo desalojó del poder en 2008, derrota que no parece haber superado. Demasiado para la dictadura. Había que hacer algo.
Con el anuncio de un atentado, la dictadura trata de ganar la agenda de opinión, junto a otras acciones que buscan mostrar que estamos ante un "gobierno serio": destitución de Loyo, sacrificio del "magistrado" Aponte Aponte -se olvida que ese señor en un momento fue militar activo y magistrado al mismo tiempo, algo insólito, cuando Aponte Aponte le servía a Chávez- y discurso de "aplicar todo el peso de la ley" a los funcionarios policiales que mataron a la hija del Cónsul Honorario de Chile en Venezuela, aunque la dictadura parece que no controla a los cuerpos policiales que centralizó y el discurso era ese, que con la "centralización, la policía represiva del puntofijismo se acabaría". Ahora es peor. 
La dictadura trata de repetir en marzo de 2012 lo que hizo a partir de octubre de 2011: tener la agenda.
¿A nivel estratégico qué se persigue? Aquí aumenta la apuesta del gobierno.
Es construir a Capriles. En toda campaña y en la vida en general, "a uno lo construyen socialmente". Es el framing de la campaña y del candidato ¿Cómo queremos que Capriles sea visto por la sociedad venezolana? es la pregunta que tal vez abrió el pensamiento para la guerra sucia dentro de la dictadura.
Y la construcción que quieren hacer de Capriles es de alguien que no tiene identidad, personalidad, ideas, un "muchacho" que no significa nada. La tesis del "jardín sin flores" de un encuestador -Schemell- hoy de moda en los medios de propaganda de la dictadura. 
A Rosales en 2006 la dictadura lo construyó como alguien ignorante, que ni siquiera sabía hablar -las burlas hacia Rosales tienen esa línea- pero a Capriles no se le construye como ignorante, sino como insulso. Tan insignificante y "muchacho" es Capriles que Chávez en su infinita bondad, le "avisa" que van a atentar en su contra. Capriles ni siquiera puede cuidarse ¿Podrá cuidar o ser garante de la seguridad de un país?
Esto se tiene una consecuencia: evitar que Capriles se mueva. Chávez no puede hacerlo, entonces quiere que Capriles no lo haga ¿Cómo lograrlo? Promoviendo la violencia -Cotiza- que sirva como demostración para sembrar dudas, y que las movilizaciones se reduzcan al mínimo (otra "barajita repetida" de la dictadura. Para pasar como "democracia", la represión se focaliza y se busca un "caso ejemplarizante", que genere el miedo en los demás y se produzca la "espiral del silencio").
Se busca colocar a Capriles en una esquina, inmovilizarlo, y para colmo, "van a atentar en su contra". 
Curioso, ya Chávez no habla de "magnicidios". En ese momento estaba sano y jugaba con la muerte para sembrar el mismo miedo. Hoy está enfermo, ni de broma habla de la muerte como antes, que se llenaba la boca con la triste expresión "Patria, socialismo, o muerte, venceremos"; ni siquiera cuando cita a José Félix Ribas, cambia la parte relativa a la muerte. La ve de cerca y le tiene miedo. Ese miedo lo quiere proyectar sobre Capriles: el que puede morir es el candidato de la Unidad, no Chávez, aunque Capriles está sano -visita, recorre, juega basket ball- y Chávez está enfermo -limitado a llamadas telefónicas a Dando y Dando y Cayendo y corriendo, como parece que está la dictadura. 
No sé si es de forma intencional o casualidad -seguramente son las dos cosas, a la luz de los tweets que Seijas hijo colocó en Twitter y de una presentación que está rodando que no parece ser del IVAD; la coloqué en este Blog, en la sección Zona de descargas- aparece la encuesta del IVAD, que parece desatar el guión que ya es recurrente en estos casos (ahora, las "barajitas repetidas" de la oposición), pero que le sirve al gobierno para empujar el framing sobre Capriles. 
El gobierno celebra la encuesta, aunque ésta tiene cerca de 17% de Ns/Nr en la pregunta sobre las elecciones, y algo que debe golpear el ego de El Titán: tiene una evaluación favorable del 78% pero solo el 56 por ciento votaría por él ¡Qué mal agradecidos somos los venezolanos, que no se entere "Teresita" Maniglia, porque dirá "es que ese 22% no sabe lo que es amor"!
Aparecen cosas del guión que abrió la encuesta. Una, las voces agoreras de siempre: "no es suficiente", "la Mesa está encerrada en sí misma", "se necesitan medidas urgentes", y algo que escuché durante las primarias, mayormente dirigido a Pablo Pérez y a Capriles: "es que esto es demasiado para muchachos, se debió buscar al candidato por consenso y no por primarias". Otra vez la "gente decente" con "voz y escritura grave" que clama "por medidas de salvación nacional" ante el anuncio de la debacle que hace el IVAD y sus voceros oficiosos.
A su vez, se busca "viralizar" el clima "ya no hay nada que hacer", y la encuesta del IVAD se adorna con expresiones -de acuerdo a Seijas hijo no son de la firma- "las proyecciones", "Capriles baja 3% por mes", "no subió después de las primarias" -de paso, se busca quitarle toda relevancia a las primarias- "la tendencia es irreversible", para generar miedo y el clima "el barco se hunde"; esa odiosa depresión que invade a muchos de la oposición y que crea un clima insoportable en Twitter, en un cierto gusto masoquista, "Dime que Chávez nos va a joder; coño, qué sabroso, nos lo merecemos porque somos una mierda", que lo atribuyo a una manera no adaptativa que mucha gente tiene para manejar la angustia psicosocial que produce la dictadura. 
En negarla, pero al mismo tiempo hallar motivos para seguir atada a ella, hay un cierto alivio emocional que se traduce en una precaria seguridad ante la incertidumbre que genera todo cambio, más si es pasar de una dictadura a la democracia. El "clima de ponderación y equilibrio" que esconde miedo y un oculto deseo por ser sometido para poner fin a la angustia que produce una forma de gobierno en donde la vida depende de los caprichos de una persona y de su pandilla de desfalcadores. 
Tal vez por eso el lenguaje de mucha gente de la dictadura en Twitter sea escatológico, con fuertes referencias a la dominación, con metáforas sexuales (domina el falo con una compulsión destructiva en el lenguaje) muy racista -ahora se rasgan las vestiduras con una caricatura de Weil- homofóbico, machista -que se trata de ocultar con acusaciones a Richard Mardo en Aragua- y de paso, la gente de la Unidad son "viejos; al viejo ese", con una fuerte tendencia a la categorización endo-exogrupo, y un uso importante del "ellos versus nosotros"; "es que ellos son así", "es que ellos no saben lo que es amor".  Puro humanismo, pues.
Pero ese lenguaje oculta las angustias que hay en personas de la dictadura. Allí hay miedo y confusión. No es casual el intento por desacreditar las primarias y el evento de Banesco Palabras para Venezuela. Para decirlo en términos de psicología social, son eventos que generaron "disonancia cognitiva", que el gobierno trata de cerrar con la Blitzkrieg del miedo y de las encuestas. Lo que llama "repolarizar".
Es proyectar en el adversario -en este caso Capriles- los miedos y las angustias que hay en el gobierno. La principal, el futuro de Chávez.
A diferencia de la Unidad, en donde la ausencia de un líder ha hecho que las personas "se las arreglen en la vida con sus propios medios" y deban enfrentarla sin la protección de un "padre dador" (de premios y castigos), en el gobierno Chávez es la conexión con la realidad.  
Mucha gente de la Unidad quisiera tener un líder único, pero al no existir, se apoyan en una idea -la Unidad- o en la presencia de varios líderes que actúan, cada uno con su estilo.
Llama la atención que mucha gente de la dictadura no defienda el gobierno en sus méritos (que seguramente los tendrá), sino que se sienten fuertes cuando sale una encuesta -algo como pasaba en la oposición hace tiempo, y pasa ahora no con la fuerza de antes- de personas que no se vinculan al gobierno (Hinterlaces, IVAD), o no dejó de sorprenderme la reacción al regreso de Chávez -que lo amen, no es mi asunto, están en su derecho de hacerlo quienes quieran- sino en las frases vinculadas a la necesidad de protección, de seguridad que les da Chávez. Sin Chávez, el mundo debe ser un lugar inseguro para mucha gente de la dictadura. Chávez les ofrece una certidumbre, es una vinculación vicaria con la realidad, ante el posible Yo debilitado que generan los liderazgos carismáticos personalistas que es el caso de Chávez. 
De manera que al tratar de construir a Capriles de una forma determinada (insípido, vacío, "un disfraz") se busca que la gente del gobierno tenga ánimo. Ya no son los ganadores de antes. En sus tweets se revela -recubierto de palabras ofensivas- miedo e inseguridad ante la posibilidad que la realidad no sea vicaria sino una realidad real.
Hoy apelan a lo que la gente de la oposición apela con menos intensidad que antes: buscar señales "del otro bando" para darse fuerza. 
En la Unidad -aunque no del todo como uno quisiera- la gente que la apoya busca razones adentro porque les ha tocado vivir más dificultades y obstáculos. Si con eso, todavía persisten, es que tal vez exista una razón interior que les de fuerza para hacerlo, cosa que no puede ocurrir con la misma intensidad dentro de la dictadura.
La "hipótesis dura" tiene como supuesto el estado de salud de Chávez. Los médicos que han emitido opiniones sugieren que un cáncer que reincida pronto, no tiene buen pronóstico en el futuro. No es "necrofilia" como le gusta decir a Cilia Flores -¿y cuando hablaba de la "muerte" qué era?- sino un hecho.
¿No pudieran sectores del gobierno en vista de la situación de salud de Chávez -con su anuencia o sin ella- promover un clima de incertidumbre, de miedo, de inseguridad, para privilegiar a una facción del gobierno sobre otra, o para enrarecer el clima electoral y llevar a que la fecha de las elecciones se modifique o, al menos, se diga que pueda ocurrir, e ir a las elecciones en un clima como las elecciones parlamentarias de Irán en 2012 de "violencia controlada"?
Es un escenario muy descabellado pero no descartable, especialmente cuando quienes gobiernan celebran como "fechas patrias" golpes de Estado como los de 1992.
¿Cuáles son sus credenciales democráticas, más allá de decir que en "Venezuela se han celebrado 17 elecciones"? Sí, cuando gana la dictadura ¿y cuándo pierde? Veamos lo que pasó a la Alcaldía Mayor y entes regionales en 2008 y a la AN 2010, elecciones en que la dictadura fue derrotada, pese al 65% de aprobación que tenía Chávez en agosto de 2010 de acuerdo al IVAD (para el caso de la AN). 
Espero que no sea ese el escenario, pero el "Escenario Irán" del que escribo desde 2009, está allí.
¿Qué hacer? De entrada, las respuestas de Capriles son adecuadas, en su estilo de "fuerza serena" que estimo es un activo importante que tiene y que en tiempos de dictadura, es vital (por eso creo que ganó la primaria, menos por le mensaje de "no confrontación").
Me gustan sus respuestas que encierran valor, y una distancia al mismo tiempo. 
Se me ocurren algunas cosas que comparto con la Blogósfera.
1.-Creo que lo fundamental es superar o derribar la "realidad embasurada" que promueve la dictadura con sus "videos", cuyo fin es ese: embasurar la realidad al ofrecer información incompleta o manipulada, y agarrarse de cualquier cosa para crear el "clima de confusión" (Mardo, Weil): "todos somos unas mierdas, 'ustedes' también hacen lo mismo, así que no digan nada".
A veces la información de la Unidad luce muy formal, y lo que procede es el uso de métodos formales, pero informalidad en su puesta en práctica. 
Por ejemplo, el 21-3-12 se anunció que Capriles hará una gira de dos días a Táchira ¿Por qué al finalizar estas visitas, no se hace una rueda de prensa que ofrezca un balance de la misma, especialmente en el intercambio de Capriles con la comunidad? Capriles se da bien con la gente.
Esto ayudaría a "construir la realidad" de forma más armónica, ante el embasuramiento que promueve la dictadura cuyo fin es crear una realidad rota, sin ilación, en donde construir un relato se haga imposible, y si ocurre, que sea un relato que apunte a la desesperanza.
Otro ejemplo. Los parlamentarios de la Unidad tienen buenas intervenciones. Algunas son recogidas por medios libres pero no todas, debido al control informativo que se impone en la AN y al boicot del medio de propaganda de la dictadura en ese ambiente, la llamada ANTV. 
¿Por qué no hacer una página en You Tube con los videos de las intervenciones de los diputados de la Unidad, y considerar lanzarlos "viralmente" si son en temas importantes?
2.-Pienso que las cifras de las encuestas hay que analizarlas gusten o no gusten. Hay diferencias importantes. IVAD da 30% a favor de Chávez, pero Consultores 21 -al 10-2-12, con un N = 3.000- da 4% a favor de Chávez ¿Cómo explicar las diferencias? Me coloco más en el porcentaje de C21 que del IVAD, no porque los números del IVAD no me gusten -para alguien de la Unidad, ya es "normal" números como esos, y no ser el favorito; me pasa en las conferencias cuando voy con alguien del gobierno, éste siempre llama la atención, a la gente de la Unidad nos ven como perdedores, "pobrecitos, le echan bolas pero Chávez es demasiado arrecho"- sino porque, al menos en mi poca experiencia en política, no cuadra que después de una primaria exitosa, "Capriles baje 3,2% al mes". Algo no me cuadra, me dice el olfato.
Entonces, mi diferencia con los encuestadores -no las encuestas, el instrumento- es la timidez y la ambigüedad con que responden cuando sus cifras son manipuladas o "adornadas" con mensajes "subliminales". Entiendo que nadie quiere problemas y menos en una dictadura, donde "tener un problema" puede significar perder tu trabajo o irte del país, pero ya no es suficiente decir que "nuestros estudios son privados" (porque alguien los filtra, y tampoco ya es suficiente decir, "No es nuestra responsabilidad que es pase") o "solo presentamos análisis de números", cuando otros usan el nombre de una firma y sus números para decir otras cosas, pero eso es ya un problema de las firmas encuestadoras.
Esto lo digo porque, al menos en mi caso, me resulta difícil -a diferencia del pasado- no ver una encuesta y pensar ¿Quién puede estar detrás de esto? De hecho, ya no hago muchos análisis de encuestas porque siento que mi análisis puede contribuir con una agenda de no se sabe quién. Antes pensaba que los "analistas" debían analizar las encuestas y no los encuestadores pero ahora, vista la situación, prefiero que los encuestadores expliquen sus números, porque intuyo que en algunos hay una agenda que uno desconoce, y no quiero contribuir con ella.
Lo anterior me ha llevado en tiempos recientes a descansar en métodos cualitativos, que si bien no son generalizables permiten comprender procesos. 
De aquí la segunda idea: he visto que Capriles muestra imágenes de sus visitas, sea en fotos o cuñas ¿Por qué no hacer un reality de una gira del candidato? Desde que se planifica la gira, hasta el regreso, pasando por el encuentro con las personas. No una cuña formal, del tipo "cuñas de políticos saludando gente" sino un reality que de cuenta de ese contacto que tiene Capriles con la gente y sus problemas reales, que la dictadura trata de ocultar.
Capriles tiene amigos que lo pueden ayudar en eso: Chataing, Ericka de La Vega, entre otros, y con unos buenos guionistas para ponerle contenido y una buena producción, contra-argumentar con un reality
Es decir, un registro etnográfico de la campaña, centrado en lo cotidiano -más real en un mundo donde la realidad está rota- que puede romper el molde de la propaganda que busca la dictadura para neutralizar los "cara a cara" de Capriles.
Esta idea aparece en lo público. En un artículo del día 17-3-12 en El Nacional, Nelson Acosta -de la Universidad de Carabobo- "Bajo el manto de la Virgen", comenta esta línea etnográfica, "En el plano electoral esta tarea parece obvia: se trata de desarrollar una narrativa que impregne con estas emociones el espacio público de la política"
Esa vivencia cotidiana comunicada en un reality puede tener más impacto que la típica cuña del niño sonriente con un morral que le entregó la Alcaldía o la Gobernación. Contra la propaganda de la dictadura, irreverencia en la imagen, coherencia en el contenido.
Igual que en el caso anterior, el reality puede ser difundido de forma viral.
Es difícil que la dictadura pueda hacer algo así. Son gente ya anquilosada, que disfrutan del poder. Ya no tienen esa espontaneidad. Lo que les queda es mandar a personas "irreverentes" a las ruedas de prensa de Capriles o poner a cagatintas a hacer programas tipo Cayendo y corriendo, que refleja muy bien lo que pasa dentro del gobierno ¿Otra proyección?
3.-La reacción del Jefe de Campaña de Capriles, Armando Briquet, es buena, al emplazar a Chávez a que presente las famosas "pruebas". Emplazarlo de forma permanente.
El día 20-3-12 Chávez "ordenó" a la Fiscalía investigar el "terrorismo ambiental" con el tema del agua, y por supuesto, de forma diligente la Fiscal obedeció a su amo y el día 21-3-12 anunció una "investigación" que -es el objetivo real- va dirigida a los medios para que se auto-censuren en este tema, y "solicitó" una "cautelar" para que los medios no hablen del tema de la calidad del agua, "a menos que tengan un estudio científico".
¡Después dicen que esto es democracia, porque "viene la TV digital", "no hay pasajes de Conferry", y me puedo caer a palos el jueves en la noche en la Solano, sin problemas (menos los choros)! Como dicen en Twitter #NMJ. 
Habría que emplazar a Chávez y a los medios de la dictadura en general, a que presenten los "estudios científicos" de las decenas de acusaciones que hacen sin importar las consecuencias. 
Entiendo que "no hay que confrontar con Chávez", pero la amenaza velada de investigar a gobernadores con el tema del agua, la respondería de forma directa. Esa sí no la dejaría pasar, así arme un quilombo y haga una cadena de 24 horas.
4.-Finalmente, Capriles se define de centro-izquierda y progresista. Allí hay un universo discursivo que hay que mostrar ahora. Parece llegado el tiempo de un discurso de propuestas, más denso, de manera de contrastar con la dictadura. Que haya ocurrido "disonancia cognitiva" con las primarias y las Palabras para Venezuela, indica que hay un potencial a desarrollar, en los tiempos de campaña.
Es un área en la que la dictadura no tiene mucho que decir más que apelar a un nebuloso plan 2013-2019 de Chávez y Giordani (o de Fidel) y que toca lo único a lo que puede apelar una dictadura: el status quo y "aumentar el nivel del poder nacional" para "ser una potencia" (en el plebiscito de 1988, Pinochet también apeló a lo mismo para pedir el voto por el Sí, "Chile, potencia regional"). 
Sabemos en que anda la dictadura. También sabemos que no tendrá éxito ¿Habrá alguna "barajita" que no sea repetida?


viernes, 16 de marzo de 2012

¿Despertar social?
La sociedad se mueve en muchas direcciones. Ocurren simultáneamente, procesos de desintegración y procesos de integración. 
En los primeros, la delincuencia que toma formas cada vez más organizadas y destructivas -el último episodio, el ajuste de cuentas entre bandas que operan en el 23 de enero, y la impunidad con que lo hacen frente a un Estado que solo atina a dictar dos "privativas" a integrantes menores de una de las bandas, mientras los "jefes" desafían a las leyes- alimentadas por un discurso del odio que viene del gobierno y de sus más altos representantes como Chávez, ministros, jefes del PSUV, medios de propaganda (como el canal 8), entre otros. 
La percepción es que la violencia delincuencial se le fue de las manos al gobierno, y trata de contenerla con la acción policial y un confuso discurso que justifica la delincuencia -porque es un "producto del capitalismo"- y al mismo tiempo la condena, pero de forma tímida, como las declaraciones de la Defensora del Pueblo ante los hechos de violencia ocurridos el 10-3-12 en el 23 de enero. El genérico "rechazamos la violencia venga de donde venga". Lugar común que no detiene el ascenso de la estadística de homicidios del país, que se acerca a los 20 mil asesinados en 2011, de acuerdo a las estimaciones del Observatorio Venezolano de la Violencia.
Pero no es esto lo que quiero compartir con los Bloglectores
Comparto los procesos de integración que se ven en la sociedad, esfuerzos orientados a integrar y a darle solidez al cuerpo social venezolano. Sin caer en excesos pangliosanos, son señales positivas de cara al futuro.
Me refiero a las muestras de organización social que de forma espontánea, se comienzan a ver en el país. Cuando digo espontánea no me refiero a que no tengan una estructura u objetivos, sino que nacen del seno de una comunidad o grupos, sin ser estimuladas por organizaciones formales (partidos, gremios). Estos pueden interactuar con esa espontaneidad social, pero la voluntad de luchar por una mejor calidad de vida  nace en las comunidades. Hay varios casos.
Uno que leí en Quinto Día (día 16-3-12). Luego que un "magistrado" de la dictadura llamado Carrasquero impusiera una "multa" a la Doctora Teresa Albanes, Presidenta de la Comisión Electoral de las Primarias de la Mesa, por "desacato" porque Albanes cumplió con la palabra empeñada, la Unidad organizó una colecta para cancelar la "multa" (15.200 "BsF"). De acuerdo al semanario citado, en día y medio 64 mil personas aportaron a la colecta para Albanes. Aportes pequeños de gente sencilla, que se movilizó ante el nuevo abuso de la dictadura ¿Que 64 mil personas se muevan en día y medio no dice nada a los jerarcas de la dictadura? Lo interesante es que la Unidad hizo el llamado a la colecta vía medios digitales. No hubo "cadenas", ni autobuses o "programa especial" del canal 8. Solo las ganas de rechazar la opresión. 
Eppur si muove dijo Galileo. En criollo, "la cosa se mueve" en "la base", para angustia de la dictadura.
Con el tema de la inseguridad comienza a verse algo parecido. Tradicionalmente, los venezolanos "convivimos" con la inseguridad; es la forma que hemos adoptado para encarar un problema que ya se ha hecho cotidiano y que tiene ramificaciones y características de crimen organizado. Pareciera que la respuesta de la sociedad ante la complejidad del problema y la escasa respuesta del Estado, es "coexistir; si no puedes, convive, hazte la vista gorda, no preguntes mucho, y no te dejes conmover, porque un caso será sustituido por otro". 
Entre la ausencia de empatía hacia el tema y sus consecuencias, junto a la censura y auto censura que impone el gobierno, la inseguridad para el gobierno no tiene la misma relevancia que la gente le da en las encuestas, cada vez más intensa la percepción. 
En abril de 2006, en la firma IVAD, el 35,9% dijo que la inseguridad era el problema más importante del país. En seis años, la cifra más que ser duplicó: en noviembre de 2011 la respuesta fue 85,7 por ciento. Nueve de cada 10 venezolanos dice que la inseguridad es el principal problema de Venezuela contra 4 de cada 10 opinaban lo mismo en abril de 2006. El gobierno no parece darse por aludido. 
Pero de un tiempo para acá, el dolor de la inseguridad no se asume como algo privado, que es la forma como la sociedad maneja la disonancia que produce la pérdida de un ser querido junto a la incapacidad de dar una respuesta efectiva. Todo queda en historias personales que si llegan a la esfera pública lo hacen como noticia o crónica, no como un problema para estremecer al país a pesar que la gente subjetivamente -en las encuestas- lo percibe así ¿Qué quedó de enseñanza o reflexión sobre el horrible asesinato del niño en Guanare ocurrido en diciembre de 2011? Es probable que muchas personas ya hayan olvidado cuándo ocurrió. Apenas han transcurrido 3 meses.
Junto a los tradicionales trancones que hacen motorizados, taxistas, o choferes para protestar la muerte de algún compañero -protesta que era vista como la "respuesta normal"- comienzan a aparecer manifestaciones con un toque más civil. El día 13-3-12 se realizaron sendas cadenas humanas contra la inseguridad y el abuso policial en El Valle y en Chacao. 
La memoria de los muertos toma vida con la protesta de los vivos que ahora se hace pública, y el abuso policial hacia los vivos con la solidaridad entre los vivos, que también se hace pública.
Lo que queda luego de escuchar los testimonios de familiares y vecinos que se movilizan, es que hay cansancio y molestia, por la impunidad, por la intensidad de la violencia, y por los abusos (seguramente, el gobierno quiere dar "respuesta rápida" a la inseguridad, y eso lleva a que la policía se extralimite en sus funciones).
¿Hacia dónde llevará esto? ¿Evolucionará hacia movimientos sociales que asuman la inseguridad y la elaboren en un planteamiento de reivindicación popular, más allá de trancar una vía, o terminará en una protesta más que veremos dentro de un mes, pero aislada y rutinaria?
Hay otro ejemplo interesante, que me luce de mayor peso y que engloba a más personas, a pesar que el problema es nuevo si se compara con la inseguridad: la defensa de espacios públicos y de la propiedad privada. 
El Nacional del día 12-3-12, en una nota firmada por Maolis Castro, reseña cómo los vecinos de zonas populares y de clase media de Caracas se organizan para defender espacios públicos y comercios. En Catia, Montalbán, El Paraíso, Vista Alegre, Caricuao, La Urbina, Mariches, Terrazas de Guaicoco, los vecinos se agrupan en asambleas y movimientos que van desde 400 personas (Catia) a 3.000 habitantes (Montalbán).
Las razones manifiestas son protestar contra las confiscaciones de comercios y planes de vivienda no consultados con las comunidades. Sin embargo, detrás de las explicaciones manifiestas hay razones latentes que hacen posible que estos movimientos ocurran  hoy ¿Cuáles son?
Identifico cuatro: a.-La ineficacia del gobierno; b.-Cambios estructurales en la sociedad, c.-Valores, y d.-La presencia de la tecnología digital. 
La ineficacia del gobierno es visible. Sidor, "Agropatria", Venalum, Corpoelec, Pdvsa, el Metro, entre otras ¿Cuál empresa que toma el gobierno funciona? 
Vivimos una realidad de productos escasos, de poca variedad, y "Tapa amarilla" ¿Qué pasa con la cabilla y el cemento? ¿Y las 150.000 viviendas "construidas" en 2011? ¿Por qué hay más accidentes de tránsito? Por si fuera poco, ahora se agrega el tema ambiental y la calidad del agua.
La salida de Juan Carlos Loyo del Ministerio de Agricultura y Tierras y el estado de la llamada "Agropatria", junto a la respuesta de PDVSA en Guarapiche, serían un buen case study para documentar la incapacidad del gobierno, y cómo la ideología acaba con las instituciones y las personas que la pregonan.
La incapacidad para abordar los problemas, la arrogancia de no dejarse ayudar, y el caradurismo de no mostrar nada en los medios oficiales, o limitarse a decir que cualquier protesta es "sabotaje", "guarimba", o "terrorismo ambiental", seguro da cuenta de por qué la gente se organiza. 
El Estado hoy no canaliza demandas. Es propiedad de una persona -Hugo Chávez- y de un grupo que lo rodea que lo usufructa. 
Lo que funciona del gobierno es la excepción, y se reconoce. En este reconocimiento está el llamado a un Estado que cumpla sus funciones. 
Es de perogrullo decir que el "país no es el mismo de 1998", pero hablo de cambios en la estructura de la sociedad que tienen consecuencias a largo plazo.

En Consultores 21, para el 1-10-06, el perfil del “chavista” tendía a ubicarse en la franja de “adultos contemporáneos” y la Unidad en los “adultos mayores” y jóvenes.
En Consultores 21, para el 21-7-11, esto parece que cambió un poco: los “adultos mayores” tienden a ser del gobierno, los “contemporáneos” de la Unidad, y los jóvenes fluctúan.
Igual en la clase social. En C21, para el 21-7-11, uno de cada 4 de la clase alta se identifica con el gobierno.
En Datos, al 13-11-11, la Unidad subió en su apoyo en la clase E de 17% (septiembre) a 23% (noviembre). En la clase D de 25 a 31 por ciento, en la clase C de 44 a 48 por ciento, y en la clase ABC + de 54 a 66 por ciento.
Han pasado 12 años y muchas cosas ¿No se está viendo al país con un lente, para una realidad que ya cambió, y por eso la Unidad se estancó en su buena opinión?
Los datos preliminares del Censo 2011 indican cambios estructurales en el país. Por ejemplo, en 1990 seis de cada 10 estaban entre los 15-64 años. En 2011, es 7 de cada 10. La mediana de la edad subió de 21 años en 1990 a 26 en 2011. Una población que se acerca al “adulto joven”.
El “índice de envejecimiento” aumentó. En 1990 había 16 personas mayores de 59 años por cada 100 personas menores de 15 años. En 2011, el valor es de 34 personas. 
La dependencia bajó. En 1990, por cada 100 personas en edad para trabajar había 70 dependientes. En 2011, es 50 dependientes. En 1990, había 5 personas por vivienda ocupada. En 2011, la cifra es de 4 personas.
En comparación con 1990, hoy hay más “unidos” que casados y más solteros (cerca de 4 de cada 10). En 1990, el 24% de los “jefes del hogar” eran mujeres. En 2011, la cifra es de 39 por ciento.
¿No se estará ante un país distinto? Hoy hay más mujeres en edad fértil de acuerdo al Censo 2011, pero la población envejece. Las viviendas tienen menos personas y más mujeres son “jefes de hogar” ¿Personas que viven solas, que han extendido la soltería, que viven su propia vida, “privatizados” (lo que puede explicar el auge de la TV por cable, por ejemplo, que de 25,6% de hogares que tenían este servicio en 2001 subió a 48% en 2011)? 
En fin, un país en donde cada quien “anda en lo suyo” (sea porque vive solo o porque es una madre “jefa del hogar”, en ausencia del “hombre de la casa”), sin mayores compromisos familiares o conyugales.
¿No tendrá esto un efecto en la forma cómo la gente se vincula al mundo?
Una sociedad con menos ataduras ¿No choca con el intento del gobierno de imponer un estilo de vida Tapa amarilla, genérico, de cosas baratas, de calidad básica, pero que llegan a una mayoría? Más bien, ¿Lo anterior no estimula la "revolución de las expectativas"?
Los carros Chery de China parece que tienen mejor suerte que los autos de Irán  en el público ¿Serán porque los primeros tienen más detalles, son menos básicos que los segundos?
Al pretender el gobierno hacer ciudades Tapa amarilla -sin planificación ni consulta- y la previsible baja en la calidad de vida ¿las protestas en Montalbán no responden al deseo de la clase media de tener una mejor calidad de vida, deseo que buscan extender a los sectores populares, a través de una planificación urbana?
En cuanto a los valores, todos los estudios de opinión coinciden en reportar la importancia de la propiedad privada para las personas. El gobierno ha querido saltar esta realidad con un invento de la "propiedad privada familiar" frente a la "gran propiedad capitalista". 
También, aplicó la censura a campañas a favor de la propiedad privada, como unos testimoniales sacados del aire hace como dos años por el órgano de censura de la dictadura llamado Conatel porque "causaban angustia y zozobra". 
Sin embargo, a pesar de la represión y de la propaganda, lo que se observa en las confiscaciones recientes es el pueblo saliendo a defender sus activos y sus empleos, como ocurrió recientemente en Catia.
El gobierno quiere estigmatizar la ganancia, pero parece que no tiene resultados en el público ¿No es inmoral cuestionar el negocio de un emprendedor popular, cuando a PDVSA el barril de petróleo le cuesta cerca de 20$ y lo vende a 116$ (precio del 16-3-12)?
¿Cuál ganancia es mala, la del particular, pero no la del Estado? La sociedad se rebela en contra del intento de la dictadura de igualarnos a todos en una vida básica, cuya única aspiración es "lealtad al líder máximo" y ser portador de una ideología de la división, mientras una pequeña cúpula vive en el "mejor estilo capitalista", como ocurre en toda dictadura.
Una vía para promover el conformismo es el control del excedente, que es lo que se hace en el país, pero la mala noticia para el gobierno es que la gente lo rechaza. 
Finalmente, la tecnología ha puesto su parte en todo esto. 
La posibilidad de crear un espacio para compartir problemas o expectativas es el logro de la tecnología. Junto a esto, el ambiente de censura y auto-censura que hizo posible que las tecnologías digitales fueran más visibles. Blogs, Twitter, Facebook, SMS, "pines", permiten el intercambio en segundos y organizar una experiencia común que puede tomar la forma de un murtal de fotos digital o un Blog sobre una urbanización (San Bernardino, por ejemplo). 
Aunque muchos todavía cuestionan la influencia de los medios digitales en la movilización social, la evidencia al "ojo por ciento" sugiere que sí influyen, porque hacen visible problemas que pueden ser compartidos por muchos, y que no se quedan en la esfera particular, de la que nunca saldrían y nadie los conocería. 
Frente a situaciones de anomia que se ven e el país -que no son pocas- que la sociedad se organice, y lo haga para defender cosas que se creen no son importantes -derechos, propiedad, calidad de vida- porque no son "concretas", el vigor que se ve desde finales de 2010 es una buena señal. 
Esa seriedad y organización harán falta para enfrentar los retos que suponen colocar a Venezuela en el camino del progreso y de la concordia. 
Qué bonito despertar de la sociedad. 

 

domingo, 11 de marzo de 2012

Palabras para Venezuela
Honestamente, cuando supe del evento organizado por Banesco Palabras para Venezuela no esperaba mayor cosa, más allá de los lugares comunes que tres exjefes de gobieno podían decir en un país donde hablar cosas densas o de fondo no tiene mayor importancia, y la virtud que se valora es ser light para "llegarle a Yubileixis", como es el mantra de varios encuestadores y prestigiosos pundits de la política criolla, que muchos políticos siguen al pie de la letra.
Sin embargo, la rueda de prensa dada el día 10-3-12 por el trío de políticos despertó mi curiosidad, y apuré el trabajo de ese día para regresar a casa y ver la transmisión de las palabras a través de Vale TV, canal de servicio público para todo el país. 
En la rueda de prensa se dijeron cosas interesantes. Felipe González dio en el clavo con la idea que lo esencial de la democracia es la incertidumbre, porque si los resultados están fijados previamente ¿Cuál es la democracia?
Idea, por cierto, que desarrolla muy bien Adam Przeworski en un interesantísimo libro titulado Democracy and the market (Cambridge University Press, 1998), al decir que la democracia es "la administración de la incertidumbre", y algo que no gustará mucho en la Venezuela de hoy, "La democracia es el reino de la indeterminación; el futuro no está escrito(...)En una dictadura, los resultados se deducen solo a partir de las preferencias de un actor; en una democracia, de un conjunto de preferencias contrapuestas y de normas(...)El régimen autoritario pude mantener desconcertado a todo el mundo con sus giros y cambios de parecer(...)Como solía decirse de Franco: 'tiene todas las cartas en la mano; no hace política, es la política'(...)Ningún país donde un mismo partido triunfe dos veces seguidas con el 60% de los votos es una democracia".
O lo dicho por Lagos, "Cuando se enfrenta a una dictadura se enfrenta la polarización", que lo interpreto como lo que caracteriza a la dictadura de Chávez, ahora visible no solo en la agresión contra el candidato de la Unidad, Henrique Capriles en Cotiza el día 4-3-12, sino en el discurso "esencialista" que manejan los jerarcas, carentes de brújula y sentido estratégico por la sorpresa que causó dentro del gobierno el anuncio de Chávez de una "nueva lesión" el día 19-2-12.
No comentaré lo que dijeron los tres invitados. Todos dijeron cosas interesantes. Para mi gusto, Cardoso fue el mejor: estructurado, culto, y con un mensaje (crecimiento es distinto a desarrollo). Una clase. Felipe González con una crítica muy bien argumentada contra el sistema financero internacional, pero algo disperso en su presentación. Lagos, con la mirada puesta al futuro al hablar de la región y con sabias lecciones de política. 
Más bien, quiero compartir por qué me enganché en las intervenciones de los invitados, cuando muchas de las cosas que dijeron son conocidas -el por qué unos países crecen, por qué superan la pobreza, por qué unas naciones se desarrollan y otras no, son temas fascinantes y que vinculan a la economía con la política; es siempre provechoso leer a compatriotas que están en ese tópico como Asdrúbal Baptista, Enzo del Búfalo, o Carlota Pérez criollos que bien pueden codearse con los grandes del mundo en este asunto- por qué, cuando terminó Cardoso, me dije "Es lo que me gustaría escuchar aquí en Venezuela ¿alguien habla así aquí o es capaz de expresar sus ideas sin tantos lugares comunes o complejos?"
Si lo que Banesco quería demostrar con esta actividad es poner de relieve que como sociedad -pese a nuestra prepotencia rentista y al discurso echón de "soy culto, viajo, y hablo idiomas"- estamos fuera de lo que se habla en el mundo, encerrados en un mundo de fantasías y narcotizados por los petrodólares que permiten la negación que se ve hoy en día a la hora de hablar de los temas del país, pues los felicito porque lo lograron y era necesario hacerlo. En resumen, ayer me di cuenta que como sociedad estamos "enguacalados", pese a los 255 mil millones de dólares gastados en importaciones durante el lapso 2006-2011 según la cuenta del economista Miguel Angel Santos (El Universal, día 9-3-12).
En Venezuela no se debate sobre nada de forma pública. En espacios privados seguramente sí hay discusiones, pero que no percolan a lo público porque no hay el espacio para ello o por temor. Nadie quiere ser estigmatizado por pensar de una forma distinta al mainstream. Una moda nueva es que cuando alguien dice algo "políticamente incorrecto", se le coloca una etiqueta. Nadie quiere ser señalado, y eso genera una suerte de "falso consenso" sobre temas.  Todos quieren agradar.
Es probable, por ejemplo, que si alguien habla de productividad como lo hizo Cardoso, del gobierno le digan "capitalista" y de la oposición le espeten que ese término, "no sube cerro". Ni pensar que alguien aquí se atreva a decir algo como, "Los salarios deben estar acorde al nivel de productividad y no pueden aumentarse por encima de ese nivel", como sugirieron Cardoso y Lagos ¡Ni de broma! Al día siguiente, saldría un encuestador a decir que los ni ni no quieren escuchar de la productividad, "porque eso no hace conexión emocional". Hasta allí llegó la productividad. 
El "universo simbólico" en "ambos bandos" es una cartilla de lugares comunes, y ojalá si escucharon las palabras se percaten de ello y le pongan sabor a las ideas y al verbo.
Si es el gobierno, ese universo gira en expresiones del tipo "poder popular", "voceros", "independencia y soberanía", "viviremos y venceremos", "colectivos", "privativas", "órgano rector", "contraloría social", "socialismo", "imperio", "majunches", entre tantos latigillos ideológicos. Si es por el lado de la oposición, los cuentos son "el fraude", "la conexión emocional", "los cubanos", "el comunismo", "la educación", "el progreso", "Chávez es un líder religioso", frases igualmente sin contenido.  
¿Cuándo fue la última vez que se debatió públicamente en el país sobre el desarrollo y el crecimiento? ¿Cuándo de la apertura? ¿Cuándo de la institucionalización? ¿Cuándo sobre el banco central? ¿Cuántos hablan de la economía real? ¿Distribuir o crecer? y otros tantos temas que tocaron los invitados de Banesco ¿Cuándo fue la última vez que se habló seriamente de Venezuela? Ya lo olvidé.
Intuitivamente, el ambiente en el evento sugirió esas ganas de escuchar cosas que sabemos son importantes pero que no podenos verbalizarlas, sea porque no tenemos el espacio ora porque el miedo a ser estigmatizado lo impide.
Los aplausos del público indicaban las áreas que son necesidades en el país. Los aplausos apuntaron a cosas que queremos pero que no existen en Venezuela: la alternabilidad, la separación de poderes, la independencia judicial, el militarismo como algo fuera de moda, la reducción de libertades.
Cuando alguno de los tres tocaba algo así, había aplausos. Lo que no se puede verbalizar, tiene aplausos. Hoy, las palmadas son un buen indicador del ánimo del país.
Otra enseñanza que saqué de la actividad organizada por Banesco, es que la mediocridad se pega, así uno haga esfuerzos por tenerla a raya. Como se dice en psicología social, "los contextos tienen personalidad", y el ambiente venezolano es gris, pesado, básico, y si uno no se da cuenta, cede al "conocimiento genérico o tapa amarilla". 
Tal vez seas simpático y seas aceptado en los círculos sociales, pero no tendrás tema para hablar si te encuentras en la vida con un Cardoso, un Lagos, o un González, que es posible en un mundo globalizado o mundializado.
Leo bastante, pero si no hay interlocutores ¿Podré darle vida a las lecturas y a la opinión que llevo en la mente? El sábado 10 sentí que tenía tres "interlocutores virtuales" con los que pude intercambiar ideas en la distancia, validar conceptos, repensar otras cosas, ver oportunidades que no había visto antes. En fin, tenía tiempo que no escucahaba una buena clase, y conversé virtualmente, cosa que no ocurre a menudo a pesar que voy a muchas "conversaciones".  Aprendí y disfruté, como ocurre cuando una clase es buena.
Otra cosa que valoré fue el buen lenguaje, el dominio de los temas -cosa nada despreciable en un país de "sabelotodos", y ahora todo el mundo es oncólogo, como señalan Ibsen Martínez y El Nacional en su editorial del día 10-3-12- el saber llevar una exposición, en mantener interesada a la audiencia con argumentos, y ejemplos interesantes, y menos con dramas, cuentos, canciones, o una retórica del odio, que es a lo que nos estamos acostumbrando en el país como "lo normal". 
Tengo la impresión que las palabras en algún grado pusieron a pensar a personas del gobierno. Al menos, esa fue la impresión que me dejó leer varios tweets, no de jerarcas sino de gente como uno pero que son del "proceso".  
La reacción fue de sospecha -¿Qué busca Banesco al traer a estas tres personas?- de algo nuevo que cuestiona los supuestos de la ideología del gobierno y que pone a pensar (algo así produjo la primaria del 12F, y de aquí el ataque del gobierno a la misma). 
No en balde un triste jerarca de la dictadura llamado Izarra, "buscó camorra" con Vale TV solo por transmitir el evento, y lo que molesta a la dictadura es que se digan ideas que contrastan con el adoctrinamiento diario que hace. Por eso enconaron las palabras. Estoy seguro que mucha gente "del proceso" las palabras los pusieron a pensar ¿Esto de Chávez es realmente socialismo? así como el 12F muchos pensaron, "Epa, esto de los escuálidos no es como me lo dijeron, también movilizan gente, no fueron cuatro gatos los que votaron"
No es casual que desde el 12F la dictadura empuja la línea de violencia para tratar de "repolarizar" y los "bandos" se muevan a su esquina. Anular la posibilidad de comparar y cuestionar, que es la consecuencia de la primaria de febrero, y ayer, con las Palabras para Venezuela. El juego es claro: cada quien en su reducto, y se prohíbe pensar. Quien piense por su cuenta y se salga de los lugares comunes, "es sospechoso".
Esto tomó fuerza desde hace una semana con los hechos de Cotiza. El discurso de la dictadura es el Apartheid ¿Qué hace un "blanco" en Cotiza? O con los desmanes que un grupo de esbirros de la dictadura llamados La Piedrita hace en el 23 de enero. Ayer, otro grupo del gobierno llamado "secretariado" fue a Globovisión con el mismo mensaje ¿Por qué cubrieron una noticia que "alteró la paz" (de las balas, será) en el 23 de enero? Es decir ¿Cómo se atreven a meterse en nuestro gueto? Reclamo que le hicieron a Ultimas Noticias, cuyo "delito" fue hacer periodismo: cubrir un hecho de violencia ocurrido en la popular parroquia caraqueña.
La mentalidad de gueto y lo asociado. Un "esencialismo" por medio del cual las personas tienen una "esencia" que las faculta para estar en zonas o no. La dictadura busca legitimar una "esencia escuálida" que no es otra cosa que el estigma que crean las dictaduras para generar miedo, desesperanza, baja auto estima y auto eficacia, culpabilidad, y conformismo al orden dictatorial.
No dejó de sorprenderme que periodistas jóvenes de medios del Estado preguntaran ¿Por qué Capriles había ido a Cotiza? ¿Será que para esta "generación de relevo" lo "normal" es que existan zonas prohibidas en la ciudad? ¿El gueto es la forma "natural" de ver la realidad?
Es lo grave del país, todo se convierte en "algo normal". Las palabras fueron un llamado contra esa "normalidad".
Tal vez por eso las palabras me engancharon. Rompieron con lo "normal" -los lugares comunes y una vida genérica que impone la dictadura la que, aunque se luche contra ella, se impone por inercia- e invitan a la reflexión, a cuestionarse y a cuestionar. Para quienes nos oponemos a la dictadura de Chávez, ofrecen una oportunidad para redefinir el "universo simbólico" monopolizado por la dictadura, porque el país democrático se siente acomplejado ante la culpa inoculada por Chávez con el discurso de "los pata en el suelo". 
Como expresó Cardoso al hablar de la autonomía del banco central o de la independencia de la justicia; fue aplaudido en ese momento, y tal vez sorprendido, dijo que "es obvio". Lo que pasa es que el sentido común y "lo obvio" son cosas subversivas en una dictadura. Lo bizarro es "lo normal", y por eso nada mueve ni conmueve. 
A Cardoso, González, y Lagos se les ve como líderes -cada uno en su estilo- y lo son porque hablan sin complejos. Esto hace falta en Venezuela. Ojalá a los aspirantes a líderes que hay en el país se les pegue algo de esos tres señores. 
Ojalá. En un futuro, tal vez nuestra gente esté en otros países ofreciendo sus "palabras" ¿Por qué no?

sábado, 10 de marzo de 2012

Paz (y también estrategia)
 Culminaron las primarias de la Unidad realizadas el día 12 de febrero de 2012. Presento un breve análisis del comportamiento electoral de ese día, al comparar con las primarias del PSUV en 2008 y 2010 y tomé la licencia –errada desde el punto de vista del “método electoral”- de comparar con algunas elecciones nacionales.
Antes, un comentario.
Los análisis giran en torno a la cantidad de votantes, a que la Unidad “ya tiene un candidato”, “la molestia del gobierno por los resultados”, entre otros temas, pero poco se habla de las enseñanzas de las primarias y de lo que ellas significan en el contexto venezolano. Las primarias como ejemplo de la política que va más allá de los cuantitativo y entra en la dimensión cualitativa, lo que ellas comunicaron –y todavía comunican, a pesar del desespero de varios porque "Chávez nos robó la alegría con la ida a Cuba" y "ahora fija la agenda"- lo que cambian en la política del país.
No me había percatado de esto –me muevo más en la dimensión cuantitativa- sino luego de leer un artículo del padre Alejandro Moreno publicado en El Nacional del día 6-3-12, titulado Hacer la paz. El religioso observó sobre el proceso algo que no se destaca mucho en los análisis. 
Dice Moreno, “Cualquiera sea la posición política de cada cual y por más comprometido con ella que se esté, siendo honestos, tenemos que reconocer que todo el proceso de elecciones primarias de la MUD nos ha mostrado un ejemplar hacer obra de paz. No promuevo su opción política. Precisamente su hacer de paz trasciende esa opción y por eso se convierte en valor para todos. Por primera vez en la política venezolana hemos visto conciliar y la conciliación es una forma de la paz y una negación de la violencia. Se han conciliado intereses, ideaciones, proyectos y posturas sin negar ninguna sino yendo a lo que las transciende y concordando allí sobre el campo común de la convivencia. Vale destacar, por nueva, la conciliación de generaciones: los mayores apoyando a los jóvenes sin los protagonismos ni bloqueos tradicionales ¿Este ejercicio de modelaje en uno de los campos políticos, lo veremos también en el otro? ¿Conciliarán todos sobre el campo común del pueblo venezolano?” ¡Vaya qué análisis! que complemento con uno cuantitativo, que también invita a la “conciliación” desde el punto de vista de una estrategia política de cara al 7-10-12.
Lo haré a cuatro niveles: macro, meso, micro, y la opinión pública.
Advierto que es largo, y pido disculpas. Siempre critican de mis entradas que "son muy largas". 
1.-Nivel macro:
¿Cómo se comparan las primarias de la Unidad con otras en el mundo, al menos recientemente? La respuesta es muy bien.
De una selección que realicé de 7 primarias (2 en Venezuela y 5 en otros países: Italia en 2007, Chile y Uruguay en 2009, Francia en 2011 y EUA hasta la primaria del 7-2-12), en términos absolutos, el mayor número de votantes lo tuvo la primaria del Partido Democrático de Italia con 3.554.169 electores y la votación más baja las primarias realizadas en zonas electorales en Chile en 2009 con 62.382 votantes. El promedio en estas 7 consultas es de 2.172.903 votantes, lo que coloca los 3.079.284 votos logrados en las primarias de la Unidad en una posición muy por encima del promedio.
Si se comparan con las primarias del PSUV, la Unidad convocó más electores. La diferencia a favor de la Unidad comparada con las primarias del PSUV en 2008 es de 848.618 votos, y con la de 2010 es 942.398 votos.
¿Si se toma la población electoral versus la participación? Es decir, los valores relativos (aquí se incluyó las primarias de 2008 en EUA).
La participación más alta fue en Uruguay en 2009 con el 44,8% del “REP” de ese país, y la más baja en Francia en 2011 con 6,62% del “REP” en la segunda vuelta. El promedio de las ocho primarias es 15,9% de participación sobre el “REP”. Las primarias de la Unidad se colocan también por encima del promedio con 17,2 por ciento sobre el registro usado para el día 12 de febrero de 2012.
Si se comparan con el REP al 30-11-12 (18.306.570 electores) la participación lograda el 12 de febrero es de 16,8 por ciento, lo que las coloca en una posición importante dentro de su grupo, todavía por encima del promedio de ocho primarias.  
Con esto, se entiende la molestia del gobierno. 
2.-Nivel meso:
¿Cómo fue el comportamiento de las primarias de la Unidad si se comparan, por ejemplo, con las primarias del PSUV y el voto que Chávez sacó en 1998 (por estar en el rango de los 3 millones de sufragios), en estados y en regiones del país?
Si se compara con las primarias de 2010 del PSUV, la Unidad obtuvo más votos en 14 entidades y menos votos en 10 entidades. Estas son: Apure, Barinas, Cojedes, Delta Amacuro, Guárico, Monagas, Portuguesa, Trujillo, Vargas, y Yaracuy.
Interesante comparar la primaria del 12F con la elección presidencial de 1998, la que le abrió a Chávez las puertas de Miraflores (sacó, en ese entonces, 3.673.685 votos).
En este baremo, las primarias del 12F superaron lo que Chávez sacó en 1998 en 5 entidades. Son: Amazonas, Miranda, Nueva Esparta, Táchira, y Zulia.
Hay entidades en las que las diferencias son pocas: Carabobo, Mérida, y Sucre. En la primera entidad la diferencia a favor de Chávez es apenas 1.687 votos.
La participación en las primarias de la Unidad fue menor a la participación en la primaria del PSUV en 2008 en 11 entidades (en valores relativos, es decir, estados por encima y por debajo del promedio de participación nacional ponderado por estado): Apure, Barinas, Cojedes, DA, Falcón, Guárico, Monagas, Portuguesa, Trujillo, Vargas, y Yaracuy.
Salvo Falcón, se repiten los mismos estados cuando se analizan los valores absolutos.
En el caso del PSUV en 2008, los estados por debajo del promedio de participación en esa primaria son: Amazonas, Anzoátegui, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, DC, Lara, Miranda, Nueva Esparta, Sucre, y Zulia.
Los estados en los que la participación para las primarias de la Unidad es menor al promedio, concentran 4.391.513 electores que representan el 24,5% del REP usado paras las primarias de febrero de 2012.
Están mayormente en las regiones Centro Occidental (Falcón, Portuguesa y Yaracuy), Andes (Barinas y Trujillo), Llanos (Apure y Guárico), Central (Cojedes), Guayana (Delta Amacuro), Nor Oriental (Monagas), y Capital (Vargas).
Para el PSUV en 2008, los estados por debajo del promedio de participación concentran 12.667.621 electores, que significa el 70,8% del REP usado para las primarias de febrero de 2012.
Están concentrados en la región Central (Aragua y Carabobo), Guayana (Amazonas y Bolívar), Nor Oriental (Anzoátegui y Sucre), Capital (DC y Miranda), Andes (Mérida), Centro Occidental (Lara), Zuliana (Zulia), e Insular (Nueva Esparta).
¿Hay algo interesante aquí? Parece. La Unidad se desempeña mejor en unos estados y menos en otros, igual ocurre al PSUV, al examinar el comportamiento que los dos grupos revelaron en sus primarias ¿Esto se repite en las elecciones nacionales? Veamos.
Hay que desagregar entonces y bajar de nivel de análisis para hacer inferencias.
La “hipótesis” lanzada en párrafos previos luce plausible. Si se ve el comportamiento de las primarias de la Unidad con las del PSUV en 2008, éste lo hizo mejor en los estados en donde la Unidad estuvo por debajo del promedio de participación en las primarias del 12 de febrero, y viceversa.
En otras palabras, los estados en donde la participación en las primarias de la Unidad fue por debajo del promedio ¿Se encuentra algo parecido a nivel de elecciones nacionales? 
Para esto, se tomaron las elecciones desde la presidencial de 2006 a las parlamentarias de 2010 (cinco), y se sacaron los promedios del voto de la Unidad en los 11 estados en cuestión (mencionados arriba).
De 2006 (presidenciales) a 2010 (parlamentarias) la Unidad mejoró 9,5 puntos al pasar del 26,4% en 2006 a 35,9% en 2010 en los 11 estados en cuestión. La media general (el promedio de los cinco promedios de cada elección) es 36,8 por ciento.
Aquí, la participación en las primarias de la Unidad fue del 10,1% mientras que la participación del PSUV en sus primarias de 2008 fue del 19,5 por ciento en estos 11 estados.
Ahora se examina el comportamiento en los estados en los que la participación en las primarias del 12F fue superior al promedio global de las primarias del 12F. Es decir, los mejores estados para la Unidad en cuanto a participación se refiere (Amazonas, Anzoátegui, Aragua, Bolívar, Carabobo, DC, Lara, Mérida, Miranda, NE, Sucre, Táchira, y Zulia).
Casi hay una simetría en los promedios de las primarias de la Unidad y del PSUV en los estados por encima y por debajo del promedio de participación en los estados de las primarias del 12F. Es decir (por debajo del promedio), 10,1% y 19,5% de promedio de participación de la Unidad y del PSUV respectivamente, y 19,1% y 12,7% de participación de la Unidad y del PSUV respectivamente (estados por encima del promedio del 12F, que son 13). Así pasa con las elecciones nacionales: si la participación en las primarias de la Unidad es alta (por encima del promedio), el desempeño en una elección nacional es mejor y viceversa.
Si esto es casualidad o no, escapa a los alcances de esta entrada, pero ayuda a apoyar la idea que la Unidad debe reforzar su presencia con mayor fuerza en los 11 estados mencionados para sumar de cara al 7 de octubre.
En sus mejores estados, la Unidad tiene subidas importantes en Amazonas, Aragua, NE, y Sucre. Tiene caídas en DC, Lara, Mérida, y Táchira entre 2006 y 2010.
Entre 2006 y 2010, la Unidad subió en estos 13 estados 12,5% al pasar de 36,9% a 49,4 por ciento. El promedio global es 46,4 por ciento.
¿Cómo es en el caso del PSUV? Es decir, ahora se toma el promedio de participación de las primarias por estado del PSUV en 2008 y se toman los estados por encima y por debajo de ese promedio, para examinar su comportamiento en elecciones nacionales.
Por el lado del PSUV, la “hipótesis” también luce plausible. Los estados en los que la participación en las primarias del PSUV fue menor, también lo es en el desempeño durante las elecciones nacionales de 2006 a 2010.
Del referéndum de 2009 a las parlamentarias de 2010, el PSUV cayó en todos los estados por debajo del promedio de participación en las primarias de 2008 (son 12 estados: Amazonas, Anzoátegui, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, DC, Lara, Miranda, NE, Sucre, y Zulia), y el promedio de la caída es 18,8 por ciento. Pasó de 64,9% en 2006 a 46,1% en 2010 en esos 12 estados. La media global es 53,6 por ciento. Sigue siendo mayoría, en promedio, en estos 12 estados, pero una mayoría ajustada, no amplia.
¿Cómo es el comportamiento en donde la participación en las primarias del PSUV de 2008 es mayor al promedio de sus primarias de 2008 por estado? Engloba a 12 estados (Apure, Cojedes, DA, Falcón, Guárico, Mérida, Monagas, Portuguesa, Táchira, Trujillo, Vargas, y Yaracuy).
Con respecto a 2009 en comparación con las parlamentarias de 2010, el PSUV en sus mejores estados bajó en todos, aunque el promedio global es de 59,8 por ciento.
Entre 2006 y 2010 cayó 10,1% al pasar del 67,6% a 57,52 por ciento.
Así las cosas, luce claro que la estrategia electoral de la Unidad debe dedicar estrategias y acciones a los estados donde su comportamiento electoral es creciente pero discreto para subir su participación, y mantener la tendencia a subir en las entidades donde está bien, de manera de compensar la mayoría ajustada que tiene el gobierno.
Por ejemplo, en los 11 estados donde el promedio de las primarias del 12F es menor al promedio global y eso se manifiesta en el comportamiento electoral en esos estados con una presencia de 36,8% para 2010, puede plantearse que el “cara a cara” de Capriles aborde estos estados para subir 2% -construyendo un proxy para medirlo- en los próximos 2 meses, tal vez para llevar la presencia para octubre de 2012 a 42 o 43 por ciento (si es posible, los expertos electorales lo dirán, lo comento solo como ejemplo).
Si, para un mejor análisis, se agrupan los estados en regiones (de acuerdo a la clasificación del INE), se tiene lo siguiente:
Las regiones del país son:
Capital: DC, Miranda, y Vargas
Central: Aragua, Carabobo, y Cojedes
Llanos: Apure y Guárico
Centro Occidental: Falcón, Lara, Portuguesa y Yaracuy
Zuliana: Zulia
Andina: Barinas, Mérida, Táchira, y Trujillo
Nor Oriental: Anzoátegui, Monagas, y Sucre
Insular: Nueva Esparta
Guayana: Amazonas, Bolívar, y DA.
En cuanto a las regiones, si se compara las primarias de la Unidad con las del PSUV en 2010, el gobierno la aventaja solo en tres regiones: Llanos, Centro Occidental, y Andina.
Pero hay precisiones que hacer.
En la región Llanos, la diferencia la hace Apure (42.441 votos frente a 23.010 de la Unidad), pero en Guárico hay una situación de equilibrio: 50.728 votos movilizó el PSUV en 2010 frente a los 49.440 sufragios de la Unidad en 2012. Apenas 1.288 votos de diferencia.
Las tres regiones concentran el 32,4% de la población electoral del país, con base en el REP usado para el 12F. 
Salvo errores de interpretación, puede decirse que la Unidad avanzó en Guárico, si se toma en cuenta que se escucha mucho decir “Guárico es chavista” y también la baja que registró el PSUV en sus primarias entre 2008 y 2010 en esa entidad.
En la región Andina la diferencia a favor del PSUV la hacen Barinas y Trujillo con 66.927 y 29.008 votos de diferencia a favor del PSUV respectivamente.
Para saber si esto importa o no, se compara con la distancia entre el PSUV y la Unidad para las elecciones del 26 de septiembre de 2010 en esos dos estados.
Aunque son elecciones distintas y la medida no puede ser del todo ajustada, orienta en la magnitud. En Barinas, la Unidad lo hizo mejor en septiembre de 2010 frente al PSUV que en la primaria de 2012 frente a la primaria del PSUV de 2010. En esta última elección, la distancia es casi 40 puntos a favor del PSUV, pero en la parlamentaria la distancia fue de 14 puntos, lo que sugiere en principio y con cautela, que el voto unitario es mayor en una elección nacional que en una primaria en ese estado. La gente puede “reservarse” para “el momento de la verdad”, que será el 7 de octubre.
En Trujillo, las proporciones se mantienen tanto en las primarias como en las parlamentarias, en una relación más o menos de 62 PSUV-35 Unidad.
En la región Centro Occidental la diferencia la hacen Portuguesa y Yaracuy a favor del PSUV.
En la línea de seguir examinando magnitudes ¿Cómo fue el comportamiento del PSUV y de la Unidad en septiembre de 2010 en las 9 regiones del país?
Comparadas con las mejores primarias del PSUV que fueron las de 2008, las primarias de la Unidad salieron muy bien paradas, con un promedio modesto pero positivo de 0,37% de participación en las 9 regiones del país.
Si se toma en cuenta la última elección nacional (la de 2010), el promedio de las regiones en donde ganó y perdió la Unidad, resulta en un promedio negativo de -5,10% mucho mejor si se compara con el promedio de la elección precedente (la de 2009), en que el valor fue de -17,9 por ciento.
Si se compara 2010 con 2009 por regiones, la Unidad registró mejoras en las regiones Capital, Central, Llanos, Zuliana, Andes, Insular, y bajó en la región Guayana.
El PSUV baja en las 9 regiones, pero la caída no se transfiere en su totalidad a la Unidad. El promedio para el PSUV es -8,19% entre 2009 y 2010 y para la Unidad de 2,61% en el mismo lapso.
¿Cómo se ha portado la participación -tanto en las primarias como en elecciones nacionales- de la Unidad y del PSUV en las regiones en el tiempo?
Antes del 26 de septiembre de 2010 el comportamiento de la participación electoral por región mostró que la región Central era la que tenía la mayor participación y la región Llanos le menor participación. Las regiones Insular y Centro Occidental se ubicaban en el medio de los extremos en cuanto a la participación. Es decir, que alguien de Carabobo votaba más que alguien de Apure.
Esto cambió en septiembre de 2010. La participación más alta la tuvo la región Zuliana y la región Llanos se mantiene con la participación más baja. La región Capital se ubicó en el medio en cuanto a la participación se refiere.
Durante las primarias del PSUV en 2008, la región que más participó fue Llanos y la participación más baja fue en la región Capital. Con una participación en el medio están la región Nor Oriental y la región Guayana.
Para la Unidad, la región que más participó en las primarias del 12F fue la Zuliana y la que menos participó fue Llanos. En el medio en cuanto a la participación está la región Central y la región Guayana.
El orden sería así. Para el PSUV, de mayor a menor participación regiones: Llanos, Andes, Centro Occidental, Nor Oriental, Guayana, Zuliana, Central, Insular, y Capital.
Para la Unidad: Zuliana, Insular, Capital, Central, Guayana, Andes, Nor Oriental, Centro Occidental, y Llanos.
3.-Nivel micro:
Hace tres sábados aproximadamente, el directivo de la firma Consultores 21, Saúl Cabrera, dijo en una nota publicada en El Universal que la elección de octubre de 2012 la decidirán los sectores populares (la clasificación de esta firma es Popular baja y Popular media; PB y PM a partir de aquí).
¿Cómo es el comportamiento electoral si se toma el criterio de Cabrera para examinar los números nacionales y de las primarias?
Las regiones del país para C21 son:
Capital: DC y Miranda, con 45,3% de PB y PM.
Central: Aragua y Carabobo con 42,1 de PB y PM.
Llanos: Apure, Barinas, Portuguesa, y Guárico con 67,4% de PB y PM.
Centro Occidental: Falcón, Lara, Yaracuy con 85% de PB y PM.
Zulia: Zulia con 68,1% de PB y PM.
Andes: Mérida, Táchira, y Trujillo con 66,1% de PB y PM.
Oriente: Anzoátegui y Monagas con 35,1% de PB y PM.
Oriente 1: Nuevas Esparta y Sucre (no disponible)
Guayana: Bolívar (no disponible).
Salvo en Llanos y en Oriente, la Unidad obtuvo más votos en sus primarias que el PSUV en las primarias de 2010, y no son las mayores zonas en donde habitan personas de las clases populares. De hecho, Oriente es la que tiene menos personas en las clases PB-PM.
Si se hace un ejercicio para aproximarse a la magnitud de la fuerza de la Unidad en las regiones, y se suman los votos del PSUV en 2008 y 2010 (primarias) frente a los de la Unidad, y se saca un promedio simple (41,5%), las regiones que están por debajo del promedio son: Llanos, Centro Occidental, Andes, y Oriente.
En las regiones de C21 en las que la Unidad se halla por debajo del promedio se ubica el 47,6% de la clase PB y el 46,8% de la clase PM.
Con la clasificación de pobreza del INE ¿Qué hay?
El INE clasifica a los estados del país en pobreza “baja”, “intermedia”, y “alta”, así:
Bajo: DC, Miranda, NE, Vargas, Aragua, Carabobo, Táchira, y Mérida
Intermedia: Yaracuy, Falcón, Lara, Anzoátegui, Bolívar, Cojedes, Trujillo, y Monagas
Alto: Amazonas, DA, Barinas, Guárico, Zulia, Sucre, Portuguesa, y Apure
En términos relativos, la Unidad tuvo una participación más alta que la ocurrida en las primarias del PSUV de 2010 en los tres niveles de pobreza.
Sin embargo, cuando se examina la distribución relativa de los votos en cuanto a los niveles (la “mezcla”), la del gobierno es más homogénea. Puede decirse que es un tercio de cada nivel. La de la Unidad se concentra en un 50% en el nivel de baja pobreza, y un 25% en los niveles de pobreza intermedia y alta respectivamente.
Se mantiene la tendencia, al menos visible desde 2006: la Unidad lo hace mejor en zonas con bajo nivel de pobreza y el gobierno lo hace mejor en zonas con mayor nivel de pobreza.
Si se agregan datos y se ve desde una perspectiva comparada en el tiempo (desde 2006), se tiene que la Unidad no ha variado su participación en las zonas de pobreza intermedia y alta. Se mantiene estable el promedio 06-09 con lo obtenido el 26-9-10 (cerca del 40%).
En cuanto al gobierno, entre el lapso 06-09 y 10, bajó su presencia en todos los niveles de pobreza, aunque en los niveles intermedio y alto supera a la Unidad por 13,5% y 17,6% respectivamente.
Se tomaron 8 parroquias “populares” de Caracas (23 de enero, Antímano, Caricuao, El Valle, La Vega, Macarao, San Agustín, Sucre) y el municipio Sucre del estado Miranda, para examinar el comportamiento de los votos en estas “zonas populares”.
En comparación con su mejor resultado en estas parroquias desde 2006 que fue en el referéndum de 2009 si se compara con los resultados de la Asamblea Nacional en 2010, la Unidad tiene modestos resultados. Salvo las parroquias Caricuao y La Vega (ésta, ligeramente superior en 2010 con 89 votos) y el municipio Sucre, lo obtenido en 2010 es menor a lo logrado en 2009 y sólo supera al PSUV en Caricuao (por apenas 285 votos) y en el municipio Sucre.
Si se compara con sus mejores números en estas parroquias que fue 2006 con lo sacado en septiembre de 2010, el gobierno cayó en todas las parroquias aunque tiene más presencia que la Unidad. Las caídas más importantes son en la parroquia Sucre y en el municipio Sucre.
4.-Nivel opinión pública:
El Instituto Delphos (que dirige Félix Seijas hijo, también Ph. D. en estadística) realizó un Flash luego de las primarias (N: 200 entrevistas entre el 15 y el 16 de febrero de 2012, margen de error +o- 4% Puede bajarse la encuesta en este Blog, en la sección Zona de descargas).
La evaluación sobre las primarias de la Unidad es muy satisfactoria. En general, 8 de cada 10 venezolanos la considera un éxito. Por Bloque político, un valor similar lo expresa el sector Pro oficialista. Casi 6 de cada 10 del sector Oficialista opinan que fue un éxito. Cuatro de cada 10 que fueron un fracaso.
En el público de la oposición, poco más de 9 de cada 10 las calificaron como un éxito.
Para 4 de cada 10 venezolanos aumentó la confianza hacia la Mesa luego de las primarias. Para 5 de cada 10 se mantiene igual, y para 1 de cada 10 disminuyó.
Por Bloque político, en el Oficialista la confianza bajó en 1 de cada 4 y subió en 1 de cada 5. Para el bloque Pro oficialista, la confianza subió en 1 de cada 4.
En el Bloque No oficialista, la confianza subió para 7 de cada 10 en el grupo Oposición y subió en 5 de cada 10 del grupo Pro oposición. En este grupo, 5 de cada 10 dijo que la confianza hacia la Mesa se “mantiene igual”.
El candidato de la Unidad también recibe una buena evaluación. Siete de cada 10 venezolanos afirmó que “Capriles es una buena opción a considerar para el 7-10” (no sugiere intención de voto). Uno de cada 4 dijo que no es una buena opción para considerar. En el grupo Oficialista 5 de cada 10 dijeron que sí es una buena opción. Cerca de 1 de cada 5 en el grupo Pro oficialista expresó no saber. Los porcentajes de opinión “No es una buena opción” en este grupo son menores a los registrados en el grupo Oficialista (29,2% y 46,3% respectivamente).
En el público opositor, la opinión favorable es poco más de 9 de cada 10.
¿Qué se puede concluir de forma tentativa hasta el momento?
Se advierte lo dicho previamente, que comparar primarias con elecciones nacionales debe hacerse con cautela y solo puede indicar tendencias y magnitudes.
Nivel macro:
Muy buenas las primarias si se comparan con otras primarias en el mundo y con las realizadas en el PSUV en 2008 y 2010. Se entiende que hayan movido el piso al gobierno. Si se compara con las elecciones de 1998 (presidenciales), en este baremo, las primarias superaron lo que Chávez sacó en 5 entidades. Son: Amazonas, Miranda, Nueva Esparta, Táchira, y Zulia. Las entidades en las que la diferencias son pocas son: Carabobo, Mérida, y Sucre. En la primera entidad la diferencia a favor de Chávez es apenas 1.687 votos.
Nivel meso:
La Unidad viene mejorando su participación en los estados de la República. Sin embargo, hay que avanzar el algunos estados en donde el gobierno tiene presencia. La participación en las primarias de la Unidad fue menor a la participación en las primarias del PSUV en 2008 en 11 entidades: Apure, Barinas, Cojedes, DA, Falcón, Guárico, Monagas, Portuguesa, Trujillo, Vargas, y Yaracuy. Concentran el 24,5% del REP usado en las primarias de la Unidad. Se ubican en las regiones Llanos, Andes, Guayana, CO, NO, y Capital.
Si se examina con base en elecciones nacionales (2010 versus 2009), en las 9 regiones del país -Capital, Central, Llanos, CO, Zuliana, Andes, NO, Insular, y Guayana- el gobierno tiene cayó 8,19% y la Unidad subió 2,6 por ciento. Pero la caída del gobierno no se traslada a la Unidad en su totalidad.
Nivel micro:
Por niveles de pobreza del INE, el gobierno bajó en todos los niveles. La Unidad subió en Bajo nivel de pobreza, y se mantiene estable en los niveles Intermedio y Alto. El gobierno lo hace mejor en zonas de alta pobreza, y la Unidad mejor en zonas de baja pobreza. La “mezcla de votos” del gobierno es 1/3 de cada nivel. La de la Unidad 50% de estados de baja pobreza y 25% de los niveles intermedios y altos. En 2010, la Unidad no superó el mejor número logrado en 2009 en 8 parroquias populares de Caracas. Solo en Caricuao y La Vega. Igual con el municipio Sucre donde subió. En 2010, el gobierno bajó considerablemente en la parroquia Sucre y en el municipio Sucre comparado con su mejor número en 2006, pero sus votos son mayores a los que tiene la Unidad estas parroquias (menos Caricuao, aunque parejo con la Unidad).
Lo que los números indican es que “hacer paz” como sugiere el padre Moreno, también es definir una estrategia política, y tener la perseverancia para adelantarla. Es lo que hace la Unidad desde 2006, y los resultados están a la vista. Pese a la tradicional desesperanza de sectores que no son gobierno que piensan que "Chávez lo controla todo", se ha avanzado bastante. Cierto que queda camino por recorrer, pero se anda y se ha abierto un camino que abre oportunidades pero también riesgos.
Aunque no es el mejor indicador, el comportamiento del gobierno desde el 12F así lo indica. No hallan cómo agarrar a la Unidad y a Capriles. Un día dicen que la “oposición representa el caos”. Otro día, como el 10-3-12, Jaua expresó que “Nosotros no cabemos en un autobús, nosotros hemos tomado la calle”. 
Lo que no entiende Jaua –y que revelan los números electorales- es que la gente quiere ir sobre ruedas para mejorar su calidad de vida y cambiar el sentido de la calle: que no sea para protestar por lo que legítimamente el pueblo aspira, sino espacio para lo público, para la democracia, para interactuar sin exclusiones o guetos, que es lo que promueve el gobierno (cada “calle” tiene su “clase social”, y en función de tu "clase social" puedes circular por una calle o no. Un Apartheid).
El “autobús del progreso” es el tema del gobierno y todo lo que signifique Unidad descuadra el guión que había funcionado hasta 2005, aunque insiste en emplearlo ¿Cuándo se monta? El "autobús del progreso" lo espera. Bienvenido.