Léeme en otro idioma

sábado, 17 de enero de 2009

¡Cuidado!
Durante la campaña para el referéndum de 2007, momento de la oportuna aparición de los estudiantes, escribí un post titulado A los estudiantes en este blog (de fecha 1-11-07), en el cual el mensaje a los alumnos, en síntesis, era evitar caer en las provocaciones del gobierno.
Hoy, para el referéndum del 15 de febrero, se plantea el mismo desafío: no caer en las tentaciones del gobierno, y que Chávez –en su miedo de perder el día 15 de febrero, y buscando controlar todo- busca atizar la violencia, al amenazar a los estudiantes con “echarles gas del bueno, y meterlos presos”, típica respuesta del dictador que es –sólo Oliver Stone queda impresionado por Chávez, “porque piensa en grande” ¡Vaya grandeza!- quien hace apenas unos días se rasgaba las vestiduras llamando genocida a Israel por sus acciones en Gaza, y hoy amenaza a unos estudiantes desarmados, con toda la fuerza del Estado que él controla ¡Qué valiente! De paso, con su desesperada amenaza a los estudiantes, Chávez viola los artículos 55 y 68 de la Constitución, que prohíben el uso de "sustancias tóxicas" por parte de la policía en manifestaciones pacíficas, como son la de los alumnos universitarios.

¿Por qué este comportamiento del gobierno? Sus acciones muestran que no parte con la preferencia en la opinión pública, para la elección del día 15 de febrero. De aquí sus acciones iniciales. No es sólo reforzar el mentiroso discurso de “la ampliación de los derechos políticos”, sino que la reformulación por segunda vez de la pregunta del referéndum, es la mejor evidencia de la debilidad de la posición del gobierno. En el primer cambio, lo que se preguntaba es lo que ya existe en la Constitución ¿Acepta usted que se postule quien quiera, y usted decide con su voto a quién elige? Hoy cualquiera puede postularse, aunque pocos quedan, principalmente porque la política en Venezuela es cada vez más desigual.

La segunda redacción (la tercera, porque Chávez ya había dado una de su propia cosecha, como "gran legislador") aprobada por la AN el día 14-1-08 es la siguiente:

“¿Aprueba usted la enmienda de los artículos 160, 162, 174, 192 y 230 de la Constitución de la República tramitada por la Asamblea Nacional que amplía los derechos políticos del pueblo con el fin de permitir que cualquier ciudadano o ciudadana, en ejercicio de un cargo de elección popular, pueda ser sujeto de postulación como candidato o candidata para el mismo cargo por el tiempo establecido constitucionalmente dependiendo su posible elección exclusivamente del voto popular?”.
La versión final es peor que la primera, por un detalle. Nótese que la pregunta dice, “pueda ser sujeto de postulación como candidato o candidata para el mismo cargo por el tiempo establecido constitucionalmente”, es una mentira. Justamente, lo que se quiere eliminar, son los “tiempos establecidos por la Constitución”, que son, al menos para el caso que interesa, de 12 años para Presidente. La postulación no es para estar un tiempo definido, sino para eliminar los límites a los mandatos en el tiempo, y así consagrar la reelección indefinida. Eso se esconde en la pregunta.
Esto no es nuevo: la propuesta original era débil, y se busca fortalecerla, al menos en etapas.
La primera, ampliar los “dolientes”, con lo que se logró sumar al PCV y al PPT, quienes estaban renuentes a asumir un apoyo total al gobierno. Ahora se suman, aunque los humillaron en noviembre de 2008, porque “París bien vale una misa”.
La segunda etapa, es ocultar el objeto que se busca: la reelección indefinida, y esto se hace con el discurso de la “ampliación de los derechos políticos”, la reformulación de la pregunta, y el discurso de “paz y amor”, con la realización de “actos culturales”. El gobierno de la “paz”.
Junto a esto, está la manipulación electoral, de manera de hacer el proceso favorable al gobierno, con lo que la idea de un CNE más reforzado en su imparcialidad se viene al suelo. No es sólo que no se abre el REP, sino que Lucena propuso que se extienda la votación hasta la 6 de la tarde, lo que beneficia al gobierno, como tiempo extra para mover sus activistas y ver si ganan, como pasó el 23N. Podría hablarse de una suerte de auto-golpe del gobierno en marcha, que sólo podrá ser detenido por la conciencia de los votantes el día 15 de febrero.

La tercera etapa, es la que está en desarrollo, ayudada un poco por los factores no partidistas de la oposición, y de aquí el por qué escribo este post, de nuevo, a los estudiantes.
La acción no es nueva: es construir el eje de polarización para galvanizar al electorado del gobierno –la misma receta de noviembre- con lo que se aspira a llegar a los 7 millones de votos de 2006 (PSUV + PPT + PCV), que es la cifra mítica del gobierno, y que nunca van a lograr por medios transparentes. Esa cifra ya es historia y Chávez viene declinando en sus apoyos, aunque Oliver Stone no lo crea. Sólo le queda el uso de la coacción, como lo viene haciendo de manera encubierta, y próximamente, tal vez lo haga de manera abierta. Ya es el poder lo que se quiere conservar, no un proyecto.
Comenzó esta etapa con el conflicto en Gaza, cuando el gobierno expulsó al Embajador y luego, rompió relaciones con Israel. Antes fue los EE.UU, y previamente, Colombia. Ahora, le toca al Estado judío. En este ambiente, a la oposición se le ocurrió la genial idea de ir a Puerto Rico a conocer de asesores extranjeros lo que ya todo el mundo en Venezuela sabe –el mismo cuento de los “ni-ni” que inclinan la balanza electoral- y cometen una gran imprudencia que es la de ir 5 políticos de nivel con el Director de Globovisión, Alberto Ravell, juntos en un avión, sin tomar ninguna precaución, como si Venezuela fuera un país libre. Por supuesto, el gobierno los dejó ir, y les preparó una emboscada, en la cual cayeron, al regresar. En sus memorias, Clinton dice que en política, cuando se mete la pata, la tendencia es a seguirla metiendo, y la metieron a su regreso, salvo Omar Barboza, de UNT, quien atinó a responder bien, “esa es su opinión”, le dijo al provocador del gobierno que se hizo pasar por periodista, y “héroe” para Chávez, cuando los abordó al regreso, en Maiquetía.
Para este referéndum, se busca que el protagonismo lo tengan principalmente los estudiantes, y menos los partidos, aunque en noviembre de 2008 votamos por partidos (en lo personal, voté por tres tarjetas: AD para la Alcaldía de El Hatillo, UNT para la Mayor, la Gobernación de Miranda, y el Concejo Metropolitano con Guevara, y por PJ para el Diputado nominal, Briquet, y “Unidos por Venezuela” para la lista). Eso no está mal. Sin embargo ¿Hay líderes estudiantiles? En 2007, el movimiento estudiantil tenía liderazgos claros, y ellos eran quienes canalizaban las noticias. De aquí su eficacia, entre otras cosas. Luego, estas personas fueron cooptadas por el poder, y no ha habido reemplazos visibles en los estudiantes, de manera que pareciera que son grupos que actúan de manera autónoma, y mientras unos mantienen el tema de “las manos blancas”, otros apuntan hacia el foquismo, y le dan munición al gobierno el cual, en cadena nacional, puso unos videos de estudiantes en acciones que en el pasado ocurrían con Jaua o Jorge Rodríguez, pero en la Venezuela dictatorial que es hoy, se construyen como actos criminales, y aparecen las amenazas del gobierno. Por suerte, los estudiantes dieron una buena respuesta a estas acusaciones, con una consigna, “Guaraira Repano dice No”.
Finalmente, la guinda del postre: Obama, quien parece ser el nuevo blanco de Chávez, para revivir la polarización. Ya se sabía que no había el menor interés en mejorar las relaciones con los EE.UU de parte del gobierno, y que sólo era cuestión de tiempo que Chávez dijera, “Obama es lo mismo, no hay nada qué hacer”. Ese día fue el 15-1-08, cuando le planta a Obama, “Venezuela y este pueblo se respetan”.

Ya sabemos el guión para 2009: EE.UU-Ataque de Israel-El “imperio contra-ataca”-Viaje a Puerto Rico de la oposición-Casualidad con Encargado de Negocios de los EE.UU-Aprobación de la “enmienda”-Amenaza ante el “intervencionismo”-Obama es lo mismo-Manifestaciones de los estudiantes-Aparece el golpismo-Chávez amenazado-Si Chávez no está, el caos-Vota Sí.

El gobierno trabaja en esto, con ayuda de Ravell, los partidos, y de los estudiantes, aunque esta afirmación pueda lucir muy dura o exagerada. De aquí que haya que tener mucho cuidado. Lo que se juega el 15 es mucho, aunque esto se dice siempre en cada elección, pero como el cuento del lobo, ahora, de verdad, sí llegó.

¿Tendrán efecto estas acciones? Sobre el público chavista sí, y por eso la crítica a los factores de la unidad. Porque las encuestas muestran que el 7,6% (Lacso) de los chavistas, no están de acuerdo con la reelección indefinida. Es obvio que si perciben que “regresa el golpismo” –que es lo que trata de mostrar el gobierno- van a salir de dudas, y van a votar por el Sí. Ahora, todos los votos cuentan, por lo que ese 7,6% no es despreciable, y hay que sumarlo al No. Igualmente, muchos chavistas que se abstendrían, si se “sintonizan” con la amenaza del “imperio” o los “golpistas”, pueden salir a votar, y votarán sí.

Los números electorales –no de las encuestas- muestran un comienzo parejo del Sí y del No. Veamos.
Con base en 2007, el piso del gobierno es de 4,3 millones de votos. El de la oposición, es de 4,5 millones de votos. Este es el piso, y con esto parten. A sendas cantidades, hay que añadir la distribución de los votos del PPT y del PCV al Sí, con base en 2008, que suman aproximadamente 400 mil votos. El gobierno tiene, entonces, 4,7 millones de votos. Como el voto disidente de 2008 totalizaba en redondo 700 mil votos, los 300 mil votos restantes van a la oposición. Entonces, tiene 4,8 millones de votos. Es decir, hay “empate técnico”. Del total del REP, hay que restar el 25% que se abstiene siempre –cerca de 4 millones de electores- lo que hace un potencial de votos de aproximadamente 13 millones de personas.
Si los pisos para el No y el Sí son los descritos, y sustraída la abstención (13,5 millones de personas), queda un mercado para conquistar de 3,5 millones de votos, que es lo que hará la diferencia para ganar o perder en febrero. En 2008, el gobierno conquistó a 1,3 millones de personas de este mercado ¿Los tiene asegurados ahora? No, porque la elección es diferente, y la estrategia de Chávez de personalizar el referéndum, busca que estas personas perciban la elección sin solución de continuidad. Es decir, una traslación de noviembre de 2008 a febrero de 2009.
Por eso la importancia de lo que la oposición haga. En 2007, su estrategia llevó a sumar 250 mil nuevas personas, y logró que 3 millones de personas, muchas cercanas al gobierno, se abstuvieran, y derrotó a Chávez. En 2008, logró sumar menos que el gobierno, como se argumentó en el post Buenos aires (día 8-12-08), y se dejó la inquietud que la oposición es fuerte, pero no crece.
Lo que hay que hacer ahora, es crecer, y el tema del referéndum permite que, si se hace con inteligencia, se sumen muchos de los que en noviembre votaron por el PSUV, y otros nuevos votantes, con lo que en febrero de 2009, la diferencia sea contundente a favor del No.

Sobre los no alineados, los números revelan que, para esta elección, se dividen en 50% No y 28% indecisos (Lacso), por lo que esta acción de Chávez puede afectar en algo su inclinación a votar.

Lo que busca el gobierno –no es nada nuevo- es revivir el formato de 2002-2004: el golpismo, y la guarimba, de manera de crear lo que lo favoreció en 2004, para ganar con el 60% (40% chavistas + 20% no alineados, según Seijas): el clima que Chávez es seguridad, que si se va, realmente va a haber problemas, que es mejor aprobarle lo que quiere, para que no haya problemas. Esto es creíble, si se toma en cuenta que en los guarismos (Lacso), el 27% de la clase AB, tiene la intención de votar Sí en la enmienda. Es decir, de cada 10 “ricos”, 3 están con el Sí. Y más de uno, “echo el loco”, va a votar Sí más rápido ahora, si se percibe que la oposición todavía no tiene madurez política, y sigue en sus “muchachadas”.

Curiosamente, el gobierno le aplica a la oposición, la estrategia que ésta usó con éxito en contra del gobierno en 2007: el Sí es la violencia, y el No la paz. Ahora, se busca que la gente defina al Sí como la paz, y el No como la violencia, y muestran videos de estudiantes lanzando piedras, pero habrá que ver si el país olvidó la foto de noviembre de 2007 que dio la vuelta al mundo, de un matón del gobierno con una pistola, y dos estudiantes cerrándole la puerta en un aula de clases de la UCV, mientras el matón trababa de dispararles.
Como se ha dicho, se está ante un gobierno cada vez más inmoral y sin escrúpulos, que no se detendrá en nada para tratar de ganar el día 15 de febrero. Por eso, la oposición tiene que ser muy seria. Lo que se juega es mucho.
Si Chávez gana, no se va en 2012, y ese cuento que le “lanzamos a Ledezma” o que “pierde en 2012”, no va a ser así. Que se bajen de la nube de la crisis económica. Si el gobierno necesita reprimir para ello, lo hará, como lo hace ahora, de manera indirecta, sin usar a la policía o a las FAN –aunque Chávez anunció el uso de la policía y de la GN- sino apelando a una rara mezcla de grupos de choque con sicariato entre mafias del gobierno. Si Chávez gana, el país tendrá a un Lukashenko o a un Mubarak, por no decir un Castro. Sólo hay 25 días, por lo que hay que ser quirúrgico y preciso en lo que se hace. No hay espacios para errores. Es la conciencia contra la maquinaria.

Afortunadamente, la Unimet sacó un oportuno comunicado sobre las mentiras del gobierno en cadena nacional, y por fin el Rector de esa universidad, Moreno León, habló “claro y raspao”. Igual acción hizo la Rectora de la UCV, profesora García Arocha, quien es discreta al declarar, pero cuando lo hace, es oportuna.
En síntesis, que no hay que ayudar a que Chávez gane el referéndum, que hoy lo tiene perdido o, en el mejor de los casos, hay “empate técnico”. Más cuando, aunque no lo parezca, esta es una elección fácil para la oposición. La puede ganar si hace bien las jugadas, y si no las complica.

La cuarta etapa, es la que arrancó el día 17-1-09 de la campaña electoral, y comenzó son avisos que dicen “Por más derechos”, nada del otro mundo o que asombre, en un tono rojo, suave, tal vez pensado para los famosos y buscados “ni-ni”.

Por el lado de la oposición, como se sugirió previamente, se nota un cambio, que no deja de preocupar. Cuando Chávez planteó la enmienda, hubo una reacción bastante saludable por parte de la sociedad, plural, diversa, fuerte, que hizo mucho bien. Vino la navidad, y enero trae otro clima: silencio, y luce que la estrategia parece poco coordinada, aunque en los últimos días, se nota un poco de más brío. Muy distinto al clima de 2007, en donde hubo una coordinación entre los factores partidistas y los no partidistas, que produjo el 2D.

Los partidos reaccionaron bien, cuando Chávez planteó extender la reelección indefinida a todos los cargos de elección. Luego de eso, se nota que otros actores son los protagonistas, y se observa descoordinación y ausencia de un discurso. Se siguió el mismo guión que cuando los inhabilitados –los derechos políticos- y el discurso es denunciar que no se abrió el REP para los jóvenes.

Cuando Chávez anunció por primera vez la enmienda, los partidos respondieron enérgicamente, pero ahora, se regresa al “no polarizar”, aunque el viaje a Puerto Rico y el video de los estudiantes, le dan a Chávez gasolina para polarizar hasta febrero.

¿Por qué este cambio? Salvo otras explicaciones, una tentativa es que los errores y roces de noviembre ahora pasan factura. Tal vez sea difícil para un Velásquez, por ejemplo, sentarse con un Borges, luego de lo de Bolívar, y ver a un Borges tranquilo, y no hay nada qué hacer, porque la oposición necesita de todos porque no tiene mayor estructura, y esto hace que los equivocados no sean políticamente responsables, porque son necesarios. Bush al menos dice que se equivocó, que metió la pata, y otras cosas, y lo dice varias veces. Aquí, “disculpas”, y listo. Es difícil que con esta realidad, pueda haber reuniones francas y cordiales. Esto también se puede replicar a los estados y municipios, en donde las pequeñeces pueden más que la visión estratégica. De manera que, al final, la fuerza de la oposición depende del nivel de conciencia de los ciudadanos, y no de una gran maquinaria, tal como se ve en el Sambil: las “personas de a pie” ponen el pellejo, mientras que los dueños dicen que “Chávez está mal informado”.

Lo anterior se dice con preocupación, sobre todo, cuando el momento del país es favorable para la oposición. Esta hace estudios, encuestas, y focus, pero parece subestimar los resultados de los mismos: el país despierta, y hay una crítica ya no emotiva sino más racional hacia Chávez y hacia el gobierno, que la oposición no termina de capitalizar. Llevan años pidiendo hablar de los “problemas de la gente” y “del barrio”, y ahora que ese momento llegó, no lo aprovechan, y guardan silencio, distraídos con la polémica política. Hasta la CEV, de manera elegante, llama a que hay que fijarse en los problemas del país, porque el pueblo está receptivo a esta realidad.
En el país hay señales interesantes que indican criticidad y más madurez de la gente, que no son aprovechadas desde el punto de vista político, y todo queda en las denuncias que no abrieron el REP, mientras lo importante –no lo urgente- queda de lado. Se mencionan cinco indicadores del país, de la realidad, no de las encuestas o focus, sino de la cotidianidad.

El primero, es interesante porque los que votaron por Carneiro en Vargas hace tres meses, ahora dicen que lo van a sacar. Como la moda en Venezuela ahora son las masacres –ya es aburrido matar a una persona sola, para los delincuentes- en Vargas unos pistoleros mataron a varias personas, y la gente se tiró a la calle, y cuestionó a Carneiro y a su equipo, “fuera piratas”, decían, y “Vargas también es Palestina”, como una manera de cuestionar al gobierno su preocupación por la vida de otros –muy loable- pero ningún interés por la vida de los venezolanos.
La respuesta del gobierno a quienes protestaban con razón, es la misma e inmoral y cobarde de siempre: llamarlos “guarimberos”, y mover autobuses con militantes para hacer “presencia”. Amenazas.
Lo interesante, es que la gente se tiró a la calle, y sencillamente lanzaron una campanada, “o acaban con la inseguridad, o los sacamos”.
Un caso similar se vio el día 16-1-09 en El Valle. Junto a las masacres, la otra moda es matar a menores, y eso pasó allí. Pero la gente, también se tiró a la calle a protestar. Aquí fueron más discretos en sus consignas, pero salieron, arengados por una persona, ya cansada de la impunidad que ya es normal en Venezuela.
El segundo, es el Sambil de La Candelaria. Mientras los propietarios buscan el entendimiento de las elites, con el cuento que “Chávez está mal informado”, la gente se dejó de zoquetadas –como se argumentó en el post Cháveznomics, los malls son uno de los pocos espacios libres que quedan en el país- y habla de “expropiaciones autoritarias”, y comenzaron a recoger firmas. Ya llevan 7.500 rúbricas, y están muy activos en la defensa de su derecho a la propiedad y a la libertad.

El tercero, un grupo de personas, invadió varios apartamentos nuevos en La Vega, y obreros y propietarios, se unieron para rechazar este abuso, y dieron plazo a los invasores hasta el lunes 19 de enero.

El cuarto, es que habitantes de Ocumare, rechazan la medida de la Gobernación de Aragua de desmantelar el Hospital del Mar, y piden un referéndum; “Somos personas, no animales”, dicen con razón.

La quinta, es que la madre de la joven fallecida por mala práctica médica en la Maternidad Concepción Palacios a finales de 2008, va a demandar, y descubrió que hay muchas madres en igual situación, producto de la mala práctica en hospitales y centros de salud del Estado. Quieren organizarse. ¿Qué tienen en común estos hechos civiles? Que ya no es sólo la protesta emocional, sino que hay una conceptualización de discursos y referencias a derechos más madurada, que es un factor a tomar en cuenta a la hora de hablarle al país. Es decir, que no hay que “carajear” a la gente o subestimarla.
Hay que evitar que el gobierno acorrale a la oposición, que la coloque como perdida, como desesperada; que oculta fines inconfesables, que es violenta, que defina al No como violencia y caos. En dos platos, que la ponga contra las cuerdas, para compensar que en los números, el gobierno parte con desventaja. El gobierno trata que la gente crea que ya ganó la consulta, y no es así, y apelan a su receta tradicional de poner contra la pared a la oposición. Hay que evitar esto y, más bien, decirle al país, como lo hizo Petkoff el día 13-1-09, que “la manipulación de Chávez es la de un perdedor”. De lo que se trata, entonces, es que el país perciba que Chávez pierde la enmienda –que es verdad- y que todo esto, son maniobras para evitar lo inevitable. Construir la percepción de triunfo del lado de la unidad, y no dejarse acorralar.
Es importante que en las comunicaciones que se produzcan, el No se defina en términos positivos. Esto es vital, porque es lo que el gobierno quiere impedir ¿Qué significa el No? En los análisis, se desprende que significa paz, tolerancia; futuro, cambio; y respeto al 2D (el No es No, que le pegó a Chávez, y ahora trata de agarrárselo, como el “buen gobierno”). Por aquí puede comenzar la definición del No, y colocar al Sí en “lo mismo”, problemas, deterioro, autoritarismo, no innovación, escasez, inflación, etc. “Los problemas indefinidos”, si gana el Sí. El gobierno dice, “Por más derechos”, la oposición puede decir, “Por un futuro de tolerancia”; adjetivar el futuro, no dejarlo sólo “el futuro”.

En 2007, hubo muchos factores que apuntalaron la victoria del No, como RCTV, las tortas de Chávez en el campo internacional, su arrogancia, Baduel, y los estudiantes. Hoy, muchos de estos factores no están, y a los estudiantes se les pide sean la cabeza del movimiento del No, junto a la sociedad civil. Esto no tiene nada de malo –en lo personal, creo que los partidos deben tener un rol mayor, y sus dirigentes también- pero insisto en que hay que tener mucho cuidado con las jugadas, no vaya a ser que un exceso de confianza lleve al traste una victoria que está en la mano no de la oposición, sino del país. La victoria del Sí significa robarle el futuro a Venezuela. La victoria del No, significa la posibilidad de construir un futuro, con diferentes matices y tonalidades. Al menos, eso es lo que yo le diría al país, más allá de las encuestas y los argumentos políticos o jurídicos, que también están en contra del gobierno.

Al comenzar su viaje en tren de Filadelfia a Washington para juramentarse como Presidente el martes 20, Obama ofreció un discurso. En parte del mismo, hay una frase que puede servir de guía para quienes promovemos el No en Venezuela. Obama hizo un
llamado no a nuestros instintos fáciles sino a nuestros mejores ángeles”.
En el tema de la reelección indefinida, nuestro "mejor ángel" es Bolívar, quien en carta a Santander fechada el día 4-6-1826, cita el rechazo de George Washington en 1797 a una tercera reelección -vaya, Bolívar y Washington unidos, cosa que infartaría al gobierno, que ha buscado, con cierto éxito, enemistar a Venezuela y a los EE.UU- y lo dice de esta manera, "La Constitución no quiere que un ciudadano rija la nación por más de ocho años: yo la he mandado catorce en medio de la guerra y de la revolución, entre las leyes y la dictadura(...)Además, Excelentísimo Señor, la hermosa lección que nos ha dejado el héroe ciudadano, el padre de la gran república americana, no debe ser inútil para nosotros. El pueblo quiso nombrarlo nuevamente para la suprema magistratura ¡Generosamente mostró el peligro, aquel virtuoso general a sus conciudadanos, de continuar indefinidamente el poder público en manos de un individuo! El Héroe fue oído, el pueblo fue dócil; la república americana en el día es el ejemplo de la gloria, de la libertad, y de la dicha de la virtud. Tan grande, tan sublime lección, me dice lo que debo hacer; también Colombia sabrá seguir noblemente a su hermana mayor. Yo no puedo mandar más".
Dejemos los instintos –el autoritarismo y la falta de generosidad, para citar a Bolívar- al gobierno y a Chávez, y mostremos al país “nuestros mejores ángeles”, que son la democracia y un futuro pleno, con generosidad, para todos y todas.

Publicar un comentario