Léeme en otro idioma

miércoles, 6 de abril de 2011

Colapso
No sé si lo han notado, pero recientemente se publican en la prensa memorias o información oficial que da cuenta del estado de ministerios, empresas del Estado, o de la situación de derechos, entre otros asuntos.
No sé si antes salían y no se les prestaba atención, y ahora sí por la magnitud de los problemas del país. Al menos, en mi caso, siento que Venezuela se desmorona, que los problemas son intensos y estructurales. O es una forma que tienen algunos funcionarios -ante un país con instituciones por el suelo- de "curarse en salud", para decir en el futuro, "nosotros lo dijimos, no somos responsables".
Lo cierto es que El Nacional viene publicando desde hace semanas estos informes. No son nada halagadores.
Hay en Venezuela poco más de 44 mil presos. La Electricidad de Caracas da pérdidas ahora que es del Estado. Pdvsa dejó de invertir en producción para dedicarse a comprar neveras. En Bariven piden Internet para poder hacer las compras, porque no tienen. La Contraloría corroboró lo que la Unidad le dijo el país el año pasado: las más de 110 mil toneladas de alimentos que se dejaron podrir. La Unidad se quedó corta. La Contraloría halló una suerte de "Pdval de medicinas". Las empresas socialistas dan pérdidas. Una, la "Empresa Santos Luzardo" dio contratos por cerca de 12 mil millones de "bolívares viejos" sin seguir los procedimientos. El avión de Conviasa que se cayó en el estado Bolívar en 2010, fue por fallas mecánicas debido a la falta de mantenimiento. Y pare usted de contar.
Estos informes son un retrato de la llamada gerencia socialista. Su mérito, llevar al país al colapso. Empresas que antes funcionaban -como la EDC- dan pérdidas y no pueden sostenerse financieramente con sus propios recursos. Una carga más para los contribuyentes.
Es el retrato de la incapacidad, no de la falta de recursos, porque el petróleo está cerca de los 100$ por barril, y además han entrado recursos excedentarios por la crisis del Medio Oriente. Esto sin incluir los más de 500 mil millones de dólares que han ingresado durante el gobierno de Chávez.
Se descubre la incapacidad, corrupción, y si se quiere, fanatismo. Esto último, por llevar al extremo políticas que no funcionaron en el pasado con gente más competente. Por empeñarse en destruir instituciones sólo porque "son del pasado" ¿Tuvo sentido acabar con Sidor? ¿Quién pagará las pérdidas de las empresas del Estado?
En estos informes escritos está la verdadera Memoria y cuenta que nunca presentó el gobierno al país. Lo de la AN en febrero fue mostrar una realidad que no existe. La Memoria y cuenta la estamos viendo a cuentagotas, en la prensa, día a día, con un informe nuevo o parte de una memoria que se publica, que es el retrato de un estilo de gobernar, de ver al país, definitivamente mediocre y perjudicial para la sociedad.
Estos documentos ¿Se pueden interpretar como la despedida de un gobierno que tuvo las mejores oportunidades y que las desperdició?
Cuando se leen estas noticias, se calibra el tamaño de los retos que tenemos por delante.
Colpasó el autoritarismo. Colapsó el socialismo dictatorial. Colapsó un enfoque que fue aplicado en otros países y que ahora se usa aquí. Colapsó la prepotencia como forma de gobernar.
Publicar un comentario