Léeme en otro idioma

domingo, 6 de julio de 2014

Ascensos militares 2014


El día 4-7-14 ocurrieron los ascensos a los grados de general y almirantes en nuestras FAN. 

Es el segundo acto de ascenso para esos grados que Maduro preside, con discurso de cierre incluido. 

Cuatro cosas me parecieron novedosas del acto de ascenso a generales y almirantes:

1.-Maduro habló del "punto de equilibrio entre las plazas vacantes y las necesidades". Si la memoria no me falla, este no es un tema en el discurso presidencial cuando hay ascensos, aunque las cifras muestran una cantidad de almirantes, por ejemplo, que seguro excede las necesidades de nuestra Marina: 2012 44 almirantes, 2013 47 almirantes, y 2014 52 almirantes. Cantidad importante y exagerada si se toma en cuenta que, para citar un caso, la Marina de los EUA tiene un aproximado de 216 almirantes activos en todos sus grados (6 grados de almirantes).

El Ejército siguió un patrón parecido: 69 generales ascendidos en 2013 y 81 en 2014. Sin embargo, que se hable del tema sugiere que hay conciencia que hoy no existe ese "punto de equilibrio", y que son más los generales y almirantes que plazas para necesidades a esos niveles de grado.

2.-La palabra "mérito" se dijo bastante durante el acto. Los expertos y conocedores del mundo militar lo sabrán mejor, pero no recuerdo en otras ocasiones que en el acto de ascenso a generales y almirantes se ascendiera también a los profesionales de todos los grados y categorías que ocuparon el primer lugar en el orden de mérito. Hay un mensaje allí, y es reforzar el valor del mérito como criterio importante para el ascenso y, tal vez, recuperar tradiciones de las Fuerzas Armadas, especialmente una institucionalidad dentro de un sistema "chavista". 

3.-Lo que pudiera llamarse "transferencia generacional". Los antiguos le pasan el testigo a los más nuevos. Comunicar la idea que los que se van pasan la antorcha de relevo a los que se gradúan. Los de las promociones de 1984 a los de las promociones de 2014 próximos a graduarse como tenientes y alféreces de navío, en la idea de comunicar que el proyecto militar tiene continuidad en el tiempo, es transgeneracional, y no sujeto a que una promoción se vaya y se pierda o el proyecto cambie en sus aspectos esenciales. 

Es reforzar la idea de un proyecto que trascienda a las promociones individuales y atenuar lo que en los 80 el General Carlos J. Peñaloza llamó el "carrusel militar" (rotación de todos los mandos cada año, sin oportunidad de poder desarrollar una gestión o dejar algo duradero, una vez que se entrega el cargo).

4.-El énfasis en el tema del orden, la unidad, en oposición al desorden y a las facciones. Que la última proclama de Bolívar haya sido citada dos veces en el acto del 4-7-14, enfatizando la necesidad de unidad, los peligros de las divisiones y el faccionalismo, hace más visible el discurso del orden que es más explícito en los voceros militares, como fue el caso del discurso del Comandante del Ejército pronunciado el 24-6-14.

En conclusión, la idea de un proyecto militar que trasciende a las promociones como respuesta, tal vez, a la percepción de la dispersión en los civiles: en el gobierno, tal vez en menor grado, y en la oposición, que puede ser percibida por las FAN como una fuerza que no tiene unidad y está faccionalizada. 

Algo como, frente a la división de los civiles, unidad de los militares.

Publicar un comentario